Ve a su gatito llorando por la cámara después de que lo dejaran solito en casa

Una de las cosas más difíciles para un dueño que ama con su vida a sus mascotas, es enfrentarse a la decisión de tener que dejarlos solos en casa.

Y aunque quisiéramos llevarlos con nosotros a todas partes, la realidad es que eso no siempre es posible. Ya sea porque el trabajo no nos lo permite, o porque debamos ausentarnos por vacaciones, muchas mascotas deben sufrir horas o días -que pueden parecer eternos- sin sus padres humanos.

Un solitario gatito ha logrado conmover hasta las lágrimas al mundo entero

Fue el drama de un lloroso gatito llamado Fu Fu, que vive con su amada dueña, Meng, en la ciudad china de Xuzhou.

Por motivo de la celebración del Año Nuevo Lunar chino, Meng viajaría a casa de sus padres y se ausentaría por 8 días, sin poder llevarse consigo a su gatito. Aunque era inevitable que ella se sintiera muy mal por eso, se aseguró de dejarle toda la comida, y agua suficiente.

Además, instaló una cámara de seguridad para poder supervisarlo desde su teléfono para comprobar que todo marchara bien con su pequeña bola de pelos.

Había decidido no llevarlo, también porque temía que no se acostumbrara al ambiente de la casa de sus padres. Y como los gatitos son muy independientes, es muy importante no sacarlos de su entorno. Meng pensó que hacía lo correcto.

Sin embargo, un día pudo descubrir la expresión de su gatito a través de la cámara y su corazón se partió en dos de inmediato.

«Fu Fu, ¿me extrañas? ¡Volveré en unos días!», se escucha a Meng hablándole a su gato.

Meng aseguró que no se equivocaba al juzgar que su gatito realmente estaba llorando de la tristeza.

Dos lagrimones estaban a punto de rodar por la carita de Fu Fu

En el vídeo se ve que apenas escucha la voz de su dueña, el gatito maúlla y ronronea sin parar. Después mira a la puerta para ver si su dueña estaba ahí, pero al no conseguirla regresa a la cámara y la toca con la patita, como si con ese gesto lograra por arte de magia traerla de vuelta a casa.

Las desgarradoras escenas grabadas el pasado 8 de febrero, duran apenas 17 segundos, pero ya han sido vistas 8 millones de veces, y han recibido más de 200.000 comentarios en las redes.

En un segundo video se puede observar a Fu Fu corriendo hacia su dueña Meng con una felicidad indescriptible, ¡y cómo no!, después de que ella decidiera interrumpir sus vacaciones y volviera a casa 4 días después del video.

«Me sentí desconsolada cuando vi esto. Había planeado quedarme en casa de mis padres durante una semana, pero regresé antes. No podía hacer otra cosa».

Las redes no han podido dejar de reaccionar a los sollozos lastimeros de Fu Fu, empatizando con su soledad, y lo duro que supone tener que dejarlos cuando no se tiene otra opción.

Estudios revelan que los ojos llorosos en los gatos pueden ser signos de enfermedades, como infecciones oculares o conductos lagrimales bloqueados. Pero Meng insiste en que Fu Fu estaba sano, ella conoce perfectamente a su gato y ya antes lo había visto con lágrimas cuando se ponía muy ansioso.

Si la conmovedora reacción de este dulce gatito te ha llegado al alma, no dejes de compartir este video con tus amigos. Y recuerda darle todo el amor a tu mascota, ellos sienten mucho más de lo que nos imaginamos.

Más noticias sobre: