Ve a sus pequeños en una acalorada pelea entre hermanos y los pone en orden con una mirada

¡Cualquiera que lo haya vivido por sí mismo sabe muy bien que ser padre es un trabajo de tiempo completo!

Tener un hijo o hijos es una gran responsabilidad, ya que los padres y las madres tienen la tarea de mantener a sus pequeños seguros, guiarlos a través de las primeras etapas de la vida, enseñarles habilidades vitales y ayudarlos a crecer para ser grandes, fuertes e independientes.

Estos chiquillos están a punto de poner en aprietos a mamá

Estos mismos principios son tan ciertos en el mundo animal como lo son en el mundo humano, con los padres de innumerables especies haciendo lo que hay que hacer para criar a sus hijos correctamente.

Y a veces, puede ser divertido ver cómo las familias de animales pueden comportarse de una forma muy similar a como lo hacen las humanas.

Sabemos de sobra que hermanos y hermanas tienden a pelear. Incluso si se aman y se protegen mutuamente de cualquier cosa, todavía al tener sus diferencias les veremos teniendo una pequeña pelea o, en el caso de los perritos, hasta una divertida lucha.

Cada vez que tienen la oportunidad, veremos a algunos hermanos en una actitud muy amorosa, pero no faltará el momento en el que lleguen las riñas o la diversión. Cuando esto ocurre, depende de mamá o papá entrar en escena, para poner las cosas en orden y que el asunto no vaya a mayores.

Esta mamá Beagle puede robarte el corazón con la forma que tiene de impartir disciplina a sus perritos

Eso es exactamente lo que sucedió aquí cuando dos adorables cachorritos se pelearon.
Por suerte para todos nosotros, la escena fue capturada por la cámara. Al principio todo parece muy normal, solo se trata de unos dulces perritos caminando por la sala y olfateando a su alrededor, pero las cosas se ponen un poco intensas después.

Momentos después, uno de ellos toma asiento y parece estar ocupándose de sus propios asuntos, ¡pero su hermano parece tener otras ideas en mente!

¡Podemos ver al segundo cachorro mirando a su hermano con interés, bajando la cabeza en una pose de lucha y cargando para iniciar la batalla!

Estos chiquillos deciden iniciar una tierna riña, subiéndose uno sobre el otro, mordiendo cada uno las orejas de su hermanito y haciendo un escándalo, que no tarda en llegar a los oídos de mamá.

Al principio, los cachorros están totalmente involucrados en la pelea, pero tan pronto como la madre llega a la escena y los mira severamente a los ojos, inmediatamente detienen todo y actúan de nuevo lindos e inocentes.

Es muy divertido ver cómo estas pequeñas y dulces bolitas de pelo cambian por completo su comportamiento una vez que la madre está cerca, y es sorprendente ver cuánta autoridad tiene.

Mamá entra en escena para poner a este par de traviesos en su lugar

Es indudable que se trata de una madre con carácter, por esto esta divertida escena merece ser compartida con todos tus contactos, ¿no lo crees?

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!