Ve un saco amarrado que se movía al borde la carretera y descubre a una indefensa perrita

Son muchos los casos de maltrato animal que salen a luz pública gracias a la difusión de personas que buscan concientizar y alzar la voz en nombre de los más inocentes.

Desafortunadamente, muchos perritos terminan en manos equivocadas con seres que lejos de darles un gesto de amor, terminan por someterlos al peor de los tratos.

El incidente ocurrió en Rionegro, Colombia.

Con total premeditación y alevosía algunos monstruos no solo abandonan a los perritos, sino que lo hacen bajo terribles circunstancias donde las probabilidades de sobrevivir por sí solos son nulas.

Por suerte, algunos peluditos logran evitar el fatal destino gracias a personas que llegan en el momento indicado, personas dispuestas a ayudar que nos demuestran con sus acciones que los buenos somos más.

La perrita solo deseaba una segunda oportunidad.

Esta es la historia de Gustavo Herrera Acelas, un hombre que lejos de intentar ser un héroe cambió por completo la vida de una perrita abandonada.

A través de su cuenta de Facebook narró cómo en medio de la carretera encontró algo que llamó su atención: un saco de fibra tirado en el suelo que se movía constantemente.

En medio de su curiosidad, decidió detener el auto e intentar averiguar por qué el saco se sacudía. Para su sorpresa, una perrita estaba adentro. Al respecto, Gustavo Herrera comentó:

“¡QUÉ CRUELDAD! Hoy venía conduciendo sobre la vía rural entre Ríonegro y el Corregimiento Santa Cruz de la Colina y a orilla de la carretera en pleno sol de mediodía me encontré con un saco de fibra amarrado que se movía con mucha fuerza y me bajo con la curiosidad de saber qué podría tener dentro y era una hermosa perrita cachorra a punto de morir asfixiada, la cual me lamió con una ternura como si fuera el amo que estaba esperando.

Le di pan con agua que traía, parecía que llevaba días sin comer, hoy la adopté con toda mi satisfacción de ser una gran compañera. Dios pone las cosas en el momento justo. Una sociedad se juzga en la forma como trata a los animales”.

Miles de personas han reaccionado a la publicación, no solo elogian sus acciones sino que piden a las autoridades colombianas abrir una investigación para dar con el responsable de tan atroz acto. Algunos de los usuarios comentaron:

“Usted es un ángel y siempre será bendecido por Dios. Muchas gracias”.

“Qué gran ser humano es usted, un ejemplo a imitar. Que Dios lo bendiga y gracias”.

“Qué hermoso es saber que los buenos somos más. A la persona que le hizo eso a la perrita más temprano que tarde le llegará su castigo ante Dios, en cambio tú tendrás tu hermosa recompensa de Dios. Mil bendiciones”.

Aunque se desconoce cuánto tiempo la perrita estuvo en esa situación, hoy día está completamente saludable. Gustavo no solo la liberó de su trágico final, sino que le abrió las puertas de su casa, ahora es un miembro más de su familia y su fiel compañera de vida.

Este tipo de situaciones son intolerables. Súmate contra el maltrato animal. ¡Comparte!