Vendió la mascota de su novia mientras ella estaba trabajando y después se fue de casa

Normalmente las rupturas amorosas traen implícito algunos problemas, pero es muy lamentable cuando son arrastrados seres vulnerables que sólo dependen de los involucrados y se ven afectados por sus decisiones, como es el caso de las mascotas.

Esta es la historia de una cachorrita Pomerania, cuyo único pecado era ser la mascota de una pareja que se separó. Esta noble perrita se vio injustamente afectada por los impulsos del ex-novio de su dueña, Ashley Farley, de California.

Ashley nunca imaginó que su ex-pareja podría ir tan lejos y vender a su mascota mientras ella estaba trabajando en una página web de anuncios, pero desafortunadamente estaba equivocada.

El 11 de junio al regresar de su trabajo Ashley recibió la terrible noticia de que el hombre con el que había estado saliendo cerca de tres meses había vendido a su mascota de cinco meses de edad, en Craigslist.

¡Ashley no podía creer lo que le estaba sucediendo!

Tras su mudanza a Canyon Country desde Reno, Nevada, por ir tras su sueño de convertirse en cantante profesional Ashley se sentía muy sola y decidió comprar a su mascota.

Amaba profundamente a su perrita, a quien le había puesto el nombre de la cantante Ella Fitzgerald.

«Tan pronto como la vi, sentí una conexión muy especial que nunca había sentido con ningún otro amigo peludo que haya tenido».

Su ex-novio se aprovechó del amor que Ashley le tenía a Ella y usó su adoración para su beneficio. ¡La vendió a un comprador desconocido!

Este hombre creó un anuncio en Craigslist con información falsa sobre Ella, donde explicaba que la perrita necesitaba un nuevo hogar, detallaba información sobre su tamaño, historial médico y precio de venta.

«Estoy buscando un nuevo hogar para mi hermosa princesita. Acabo de conseguir un nuevo trabajo y tengo que mudarme, pero en el lugar no me permiten animales de ningún tipo».

Realmente Ashley estaba devastada, pero no se dio por vencida y decidió que debía hacer algo inmediatamente.

Usó los medios de comunicación locales y publicó en las redes sociales su historia para tratar de encontrar a los compradores de su mascota.

Ashley declaró en los medios de comunicación que estaba dispuesta a pagar por la devolución de su amada perrita. Seguramente quien la había comprado no tenía idea de que se trataba de un juego sucio por parte de su ex-pareja.

Afortunadamente la familia que compró a Ella vio a Ashley en las noticias y pudo conocer la verdadera historia de la perrita que recientemente se habían llevado a casa. Sin dudar, los nuevos dueños de Ella contactaron de inmediato a Ashley para coordinar el rencuentro con su amada perrita.

«Fue la pareja más agradable que he conocido».

Ashley se hizo amiga de la pareja y decidieron mantenerse en contacto.

«Quieren ver cómo está la perrita e incluso verla en el futuro».

Ashley manifestó su agradecimiento a los medios de comunicación y las redes sociales por haber compartido su historia y a ayudar a encontrar a su perrita.

Después de tenerla nuevamente la llevó al veterinario para comprobar su estado de salud, y confirmar que su ex-pareja no la había hecho ningún daño. Los resultados arrojaron que Ella no había sufrido ningún daño mientras estaba bajo el cuidado del ex-novio de Ashley.

Por fortuna esta historia tuvo un final feliz, no dejes de compartirla. Realmente celebramos que estén juntas de nuevo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!