Un viajero en un tren lleno utilizó sus propias manos para defenderse de un peligroso animal

Muchas veces a los animales y a las personas les toca convivir en un mismo espacio. Cuando se trata de animales domésticos todo está bajo control, cuando se trata de animales salvajes, comienzan a existir inconvenientes territoriales principalmente y pueden ocurrir situaciones lamentables. Tanto animales como humanos, en un instinto de supervivencia pueden escoger huir o atacar, donde el ganador resulta ser el más rápido.

Recientemente, en un vagón de tren que viajaba a Yakarta, Indonesia, apareció una serpiente que aterrorizó a los pasajeros.

Tuvieron que detener el tren y llamar a un oficial para que se hiciera cargo, sin embargo, el oficial no se veía muy a gusto con su misión y no se atrevía a meter la mano en el porta equipaje donde se encontraba oculta la serpiente. Así, que un “valiente” pasajero decidió tomar el asunto “con sus propias manos”.

Ante la mirada atónita del resto de los pasajeros y del oficial, el hombre se subió a los asientos para llegar a su objetivo.

Tomó a la serpiente desde la cola y tiró de ella con firmeza para sacarla del cajón, con un reflejo rápidamente retrocedió su brazo para hacer un movimiento en el que parecía azotar el suelo con la serpiente. Como si se tratara de un látigo inerte, la serpiente quedó en su mano, el policía salió de su camino sin dudarlo y el hombre arrojó la serpiente fuera del vagón.

Aparentemente, el golpe hizo que la serpiente muriera inmediatamente.

Una vez fuera del tren y con la serpiente sin vida, se puede ver cómo el oficial y sus compañeros se acercan al animal para tomarlo y retirarlo del lugar. Afortunadamente, ningún humano salió lastimado pero lamentablemente en esta ocasión la serpiente perdió la batalla.

La portavoz de los trenes KCI, Eva Chairunisa, dijo: “Lamentamos los inconvenientes y pedimos disculpas a los pasajeros que se sintieron perturbados”.

TheSun / YouTube

Un empleado de la línea de trenes, por su parte declaró que la serpiente medía aproximadamente un metro de largo y que salió del equipaje de uno de los pasajeros. En las zonas rurales de Indonesia es común ver todo tipo de animales, pero están prohibidos en el transporte público y especialmente en aquellos que hagan enlaces con zonas urbanas. Esperamos que no ocurran más incidentes como este y que las personas dejen de sacar a los animales de su hábitat natural.

Comparte esta historia, para que todos vean la reacción de este hombre ante una situación de peligro.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!