Le cose un ala nueva a una mariposa herida para salvar su vida y lograr que volara de nuevo

Muchos usuarios de las redes han quedado boquiabiertos ante el maravilloso trabajo de una joven amante de las mariposas. Romy McCloskey comenzó hace mucho tiempo a ayudar decenas de orugas en su proceso de transformación.

Se trata de un hermoso pasatiempo que empezó casi por accidente pero luego cobró un significado muy especial tras la partida de su madre.

“Me dijo que no tuviera miedo. Que estaría conmigo en cada mariposa”.

El trabajo de Romy consiste en proteger a las lindas orugas de posibles depredadores así que les lleva hasta un lugar seguro en su casa y una vez que se convierten en mariposas se despide de ellas. Recientemente, hubo un caso en especial que la dejó profundamente triste.

Romy es diseñadora de vestuario y hace bordados de oficio.

Una de las mariposas había perdido la vida a tan sólo un par de horas nacer y Romy encontró su cuerpo. No podía imaginar que terminaría salvando a otra gracias a un curioso trasplante que haría con sus propias manos.

Otra de las orugas presentó algunos problemas. Nació con su ala derecha rota y esto podía poner en serios peligros su salud.

“El cuarto de operaciones: una toalla, tijeras, pinzas, talco y palillo de dientes”.

No lograría sobrevivir en el mundo exterior así que Romy decidió tomar el asunto por sus propias manos. Investigó durante unas horas en Internet y consiguió un vídeo sobre cómo curar las alitas de una mariposa.

Lo mejor de todo era que tenía las alas de la otra que había perdido la vida así que preparó una especie de prótesis.

Las mariposas no tienen terminaciones nerviosas en esa parte de su cuerpo, así que no sintió ningún dolor

Se valió de parte de una percha de ropa para tener a la pequeña completamente inmovilizada y después cortó el ala herida. Luego procedió a trabajar con mucho detalle y el resultado fue tan increíble que decidió compartirlo a través de sus redes sociales.

“Hoy es un día maravilloso. Lo logramos. Pueden ver que el diseño de las alas no coincide por completo, es un trasplante. Ahora podrá volar sin ningún problema”.

Lo mejor de todo fue que la linda mariposa se adaptó de maravilla a su prótesis. Después de un tiempo ya se encontraba batiendo sus alas y hasta comenzó a explorar en diferentes árboles. Fue un proceso muy delicado, pero todo valió la pena para darle una mejor calidad de vida a este hermoso animal.

¿Habías visto algo tan sorprendente para salvar a una mariposa? Comparte este gesto para celebrar el gran trabajo que realizó Romy para salvar a esta pequeña.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!