Vivía afligido pensando que no volvería a ver a su dueño hasta que apareció de nuevo en casa

Los perros son seres muy especiales que no tardan en convertirse en un miembro más de la familia. Siempre están dispuestos a darnos la más calurosa bienvenida cada vez que llegamos a casa.

Gabriel Carlos es un soldado y una de sus primeras misiones requirió que pasara varios meses sin ver a su familia, así que debió despedirse de su esposa Charrette Padilla y de su dulce perrito Benny.

Gabriel estaba estacionado en una base estadounidense en Corea del Sur.

No fueron meses fáciles, especialmente para Benny quien no paraba de extrañar a su mejor amigo.

La relación entre ambos es tan especial que Gabriel asegura que su dulce mascota parece una versión perruna de él mismo. Por suerte, la larga espera llegó a su fin y Charrete lo preparó todo para sorprender al perrito con la llegada de Gabriel.

Benny llevaba poco más de 9 meses sin ver a su dueño.

Charrette buscó a Gabriel en el aeropuerto y allí lo planificaron todo. En cuanto llegaron a casa, Benny comenzó a sentirse muy inquieto y no paraba de olfatear cada rincón de la casa en busca de su padre.

Él, mientras tanto, se escondió en otra habitación para ver cómo el perro lo buscaba y lograba llegar a él valiéndose de su agudo sentido del olfato. Es entonces cuando Charrette le explica a Benny que su padre ha llegado y le pide que lo busque.

“¿Estás listo para ver a papá? Está aquí”.

En las imágenes se puede ver cuando Charrette abre la puerta y el emocionado perrito acude a toda velocidad hasta encontrar a su padre.

No tarda en saltar lleno de emoción y comienza a dar vueltas de un lado para otro mientas saluda con besos y mimos a su gran amigo. No hay duda de que lo extrañó muchísimo durante los nueve meses e incluso parece querer hablar con él con sus graciosos chillidos.

“Se nota que Benny lo extrañó mucho. Me alegra que ya se encuentren todos unidos”.

Gabriel tampoco cabe en sí de alegría y se dispone a dar mimos y abrazos al hermoso perrito. Benny no se puede quedar quieto y salta una y otra vez sobre su viejo amigo.

Una vez que lo abraza se muestra como el perrito más feliz del mundo y parece dispuesto a simplemente no volver a separarse de él.

“Este vídeo me hizo llorar y reír. Es demasiado tierno”.

Publiée par Charrette Padilla sur Vendredi 28 juin 2019

No hay duda de que no hay mejor bienvenida que la que nos dan nuestros perritos.

Esperamos que Gabriel y Benny puedan recuperar el tiempo perdido con juegos, paseos y mimos. No te vayas sin compartir este reencuentro tan especial.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!