«Ya no saben ser perros» – Tardan 6 meses en rescatar 20 Golden Retriever de un mercado de carne

A pesar de que desde el mes de mayo pasado se prohibió la crianza de perros para el consumo humano en China tras la pandemia del coronavirus, los mercados continúan vendiendo la carne de estos animales, según denunció una agrupación por los derechos de los animales.

Sin embargo, en días recientes, gracias a la organización proanimalista Golden Rescue South Florida, tras un arduo proceso, veinte perros lograron recobrar su libertad y fueron rescatados en las inmediaciones de un mercado de carne del gigante asiático.

Sin lugar a dudas, este valiente acto de buena fe y humanidad fue, para muchos, un momento muy emotivo. Ahora estos hermosos animalitos podrán obtener una nueva oportunidad de vivir rodeados del amor familiar que tanto merecen.

“Gracias a Dios, la tenemos. Ella tendrá una vida”, dijo Patrick McGrath, quien fue una de las personas que adoptó y llevó a uno de estos perros a casa.

Por su parte, Kristine Minerva, coordinadora de la organización de rescate aseguró que los perros aún se utilizan como ganado para el consumo de su carne en China. También dijo que hubo que realizarles pruebas médicas y hacerlos pasar por la aduana, lo cual no fue una tarea sencilla.

Un proceso engorroso y lento debido a la pandemia. De hecho, no pudieron hacer su recaudación de fondos habitual, pero, aun así, lograron recoger los 60 mil dólares que se necesitaron para llevar a los perros desde Asia hasta el estado de la Florida, en Estados Unidos.

“Se comen a los perros como carne, así que este ha sido un rescate que tomó seis meses”, dijo Minerva.

La organización denunció a su vez que las tiendas de carne de perro, antes dispersas por varias ciudades, se han concentrado en un área conocida como el mercado de Nanchao, donde los canes suelen ofrecerse muertos a los comensales.

Estos perros han tenido que pasar por experiencias traumáticas. Tan es así que muchos de estos ejemplares ya no saben actuar como tales. Se necesitará mucha paciencia, mucho entrenamiento y mucha determinación para darles un nuevo sentido a sus vidas.

Después de que los veinte caninos recibieron el chequeo médico respectivo, un baño rápido y algunos bocadillos, quedaron listos para irse a sus nuevos hogares con sus nuevos padres humanos adoptivos. Dos de ellos, Katie Brown y John Knitter dijeron que estaban preparados para enfrentar el desafío.

“De esto se trata el rescate. Tomarse el tiempo para devolver ese amor incondicional que estos animales nos dan. Este es el día más feliz de 2020 para mí. Hemos hecho este viaje tan largo… Tenerla aquí es increíble. La espera valió la pena”, dijo Brown

También, un sinnúmero de empresas locales se hicieron eco de la situación y donaron bolsas de comida y otros suministros. Las veinte familias que adoptaron a cada uno de los ejemplares de la raza Golden Retriever tuvieron que pasar previamente por una inspección para saber el estado de sus viviendas.

Son muy buenas noticias. Como se sabe, el hecho de permitir reuniones en masa para comerciar y consumir carne de perro en mercados y restaurantes repletos representa un riesgo significativo para la salud pública. Pero sobretodo una crueldad absoluta que debemos frenar.

Comparte esta historia con tus amigos. No olvidemos que el consumo de animales exóticos y salvajes es considerado por algunos como el posible origen de la actual pandemia del coronavirus. Es además un acto desalmado que no podemos entender.