«Yo era una niña mimada de papá»–Encuentran a una perrita triste junto a una desconcertante nota

Los animales domésticos, esos expertos en brindar amor, compañía y protección atraviesan una situación lamentable. La debacle económica generada por la pandemia de Covid-19 en la mayoría de los países del mundo, ha provocado un aumento significativo de perros y gatos en refugios o, peor aún, deambulando en las calles.

Roadie es una encantadora perrita enrazada con pastor alemán que fue encontrada sentada bajo un árbol por un hombre que transitaba una vía poco concurrida. Su gesto de infinita tristeza tocó su alma y se acercó a la canina. Notó que llevaba una nota adherida a su collar.

“Mi nombre es Roadie. Fui rescatada de una camada de 10. Soy mitad pastor alemán, mitad pastor australiano. Respondo a órdenes básicas como sentarse, acostarse, sacudirse y volcarse. Me gusta jugar, masticar juguetes, estoy vacunada y llena de energía”, se lee al inicio de la nota.

Al leer el mensaje escrito, se enteró de que el padre humano de Roadie había perdido su empleo a consecuencia de la situación pandémica mundial y se había visto en la necesidad de dejar ir a su querida mascota.

Sucedió en las calles de Franklin, Indiana, en pleno medio oeste de los Estados Unidos; Roadie no se movía, pero sus ojos gritaban desesperadamente por ayuda, por lo que este buen hombre se contactó de inmediato con Michael Delp, director de Johnson County Animal Shelter, un refugio local para mascotas.

Delp acudió al sitio para recoger a la peludita sin hogar quien, al sentirse de nuevo protegida demostró con su energía y amor que se encontraba en perfecto estado físico y de salud.

“Cuando leí la nota, sentí dos emociones. Si la nota es legítima, mi corazón está con esa persona. Si no, sería muy lamentable y me enojaría al pensar que alguien sea capaz de inventar una excusa así para abandonar a su perro”, dijo el sujeto que encontró a Roadie.

Por su parte, el Johnson County Animal Shelter publicó en sus redes sociales la fotografía de la nota que escribió el antiguo responsable de Roadie para hacerla pública, y buscar que alguien se condoliera.

«Yo era una niña mimada de papá, mi papá me dio mi propio sofá para recostarme, me daba carne, pollo y arroz, pero prefería el cordero con arroz. Por favor si me encuentras, dame un buen hogar, amor y tal vez un amigo. Amo a los niños y juego bien con otros perros”, decía el final de la nota.

El resultado no se hizo esperar y de inmediato decenas de personas se mostraron dispuestas a ofrecerle a la dulce orejuda un nuevo y merecido hogar .

Jeremy Pell, jefe del Departamento de Bomberos y quien desde hacía algún tiempo buscaba un perro apto para entrenar en búsqueda y rescate, cuando vio a Roadie, supo de inmediato que era la indicada.

Entonces, se acercó al lugar y aprobó con éxito la adopción. Su nueva familia la rebautizó como Rosie Grace. Va todos los días junto a su nuevo padre a la oficina; recibe su entrenamiento, e incluso tiene una cama junto al escritorio de Jeremy.

Aunque está iniciando su formación, su padre humano espera que puedan trabajar juntos para ayudar a la comunidad. Ambos se comunican a la perfección y son muy unidos.

La perrita no solo tendría una nueva vida, sino también una profesión y una carrera.

Comparte con tus familiares. Cualquiera que sea la excusa, debemos esforzarnos en ver a nuestros animales de compañía como lo que realmente son: nuestra familia, ¡y debemos mantenerlos a nuestro lado!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!