Una zorrita huye corriendo con su teléfono móvil mientras graba un divertido vídeo

Si has tenido la oportunidad de estar en una granja de contacto, donde muchas especies de animales pasean libremente, de seguro te habrá ocurrido al menos una sorpresa.

Puede que un mono se haya enamorado de alguna de tus pertenencias y se la haya llevado lejos. Mascotas como los perros y gatos también les gusta hurtar y esconder objetos.

Dixie, una zorrita juguetona, se ha vuelto muy conocida en las redes al hacerle una travesura parecida a su dueña cuando ella menos lo esperaba.

Mikayla Raines se preparaba para hacer algo de ejercicio o yoga en el patio del centro donde trabaja. Llevaba botas altas, un mono y un suéter por el frío que hace en Minnesota, Estados Unidos.

Había colocado su teléfono móvil a cierta distancia para grabarse pero, al iniciar los movimientos, vino Dixie y tomó el teléfono entre sus dientes y echó a correr como loca.

En el divertido vídeo de Youtube vemos que la zorrita toma el celular, corre entre la maleza, lo suelta, vuelve a tomarlo pero de modo tal que podemos ver detrás de ella a Mikayla persiguiéndola angustiada. Mientras Dixie huye conteniendo la risa.

Dixie no pretendía soltar el celular, quería jugar con él y Mikayla

«¡Dixie, Dixie, devuélveme mi teléfono!», grita Raines a medida que corre tras la zorrita.

Un largo trecho hizo le correr Dixie a su cuidadora hasta que el colmilludo, por puro instinto, quiso enterrar el aparato pero desistió y entonces se echó de espaldas con las patas encogidas.

Su cara de júbilo lo decía todo: le había echado una broma pesada a su consentidora, a quien no le quedó más remedio que sonreír.

«¡Eres una zorra muy divertida y te has divertido a costa mía!», dijo Raines acariciando a su mascota después de la carrera.

Mikayla Raines es la fundadora de una organización sin fines de lucro llamada SaveAFox Rescue, ubicada en la ciudad de Faribault, Minnesota. Es un centro creado con la intención de resguardar a zorros provenientes de granjas de peletería o que han sufrido algún tipo de maltrato.

A los animales se les reubica después en hogares definitivos e idóneos para su desarrollo.

Las granjas de peletería o de pieles son criaderos de animales como chinchillas, ardillas, visones o zorros que luego se sacrifican para elaborar productos a partir de su pelaje.

Esta industria está en pleno crecimiento en países como China, Dinamarca, Finlandia, Estados Unidos, Canadá y España.

Los animales confinados en estos lugares sufren un alto grado de estrés, aparte de que el hacinamiento que padecen los llena de dolor y angustia. Los zorros desarrollan problemas psicológicos en este entorno, mostrando ansiedad, pánico y desconfianza; adoptan por lo general comportamientos agresivos y temerosos.

La labor emprendida por Mikayla Raines en centros como SaveAFox es muy loable. Pues tiene como tarea primordial procurar que los zorros tengan una mejor calidad de vida así como su rescate definitivo de estas granjas de peletería, verdaderos campos de exterminio de esta especie.

Recordemos que los animales son dignos de nuestro respeto, ninguno debería ser víctima de tratos deplorables por parte de industrias que se lucran a través de su sufrimiento.

Comparte esta divertida anécdota de una zorrita que gracias a la labor de sus héroes dejó atrás el pasado para tener una vida libre y feliz.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!