Atan y arrojan a un perro anciano y ciego a un río, pero su última hora no había llegado

Un perro ciego y anciano llamado Lucio fue salvado de un río por kayakistas que lo vieron prácticamente sin vida en el agua.

Las personas encargadas del improvisado rescate, remaban en el río Ebro cerca de Utebo, en la provincia española de Zaragoza, cuando vieron al perro aferrado desesperadamente a una roca, su cuerpo estaba medio sumergido debajo del agua.

En este estado, Lucio fue sacado de las aguas del Ebro

Cuando lo sacaron del agua descubrieron algo realmente cruel. Sus patas traseras habían sido amarradas con bridas industriales, por lo que era más que evidente que las personas que estaban detrás de este crimen, no solo abandonaron a la mascota, también estaban muy interesados en que muriera.

Inmediatamente llamaron a la policía, que llegó con personal del Centro de Protección Animal de Zaragoza. Lucio fue trasladado de urgencia al Hospital Veterinario de la localidad para evaluar la magnitud de las lesiones provocadas por el incidente.

Sus patas habían sido intencionalmente amarradas con una brida industrial

Estaba cubierto de lodo y vegetación y sufría graves infecciones oculares. La mitad inferior de su cuerpo estaba roja e hinchada y llena de heridas, por haber estado sumergida en el agua durante muchas horas, sino días.

Lucio estaba asustado, desorientado y mareado cuando llegó al centro de cuidados médicos y los veterinarios determinaron que su ceguera no era del todo consecuencia del delito de haberlo arrojado al río en esas condiciones.

También tiene artritis en la columna vertebral, la cual fue atribuida a su vejez.

Lucio no tiene microchip y fue encontrado durante las primeras horas de la noche. Es probable que el dueño del perro tratara de deshacerse de él debido a su ceguera y a su avanzada edad. La policía abrió de inmediato las investigaciones para tratar de dar con los responsables del delito.

Fue llevado de inmediato a un hospital. Estaba desorientado y nervioso

Los veterinarios trataron a Lucio con antibióticos y analgésicos y físicamente progresó bastante bien, a pesar de sus años.

Aunque Lucio logró estar físicamente estable, el Centro de Protección Animal de Zaragoza escribió en su página de Facebook que continuaba apático, negándose a comer y mostrándose muy asustado.

Puedes ver la terribles lesiones que le produjo estar dentro del agua por días

Lucio necesitó rehabilitación psicológica, así que entrenadores profesionales llegaron a Zaragoza para ayudarlo. Era capaz de ponerse de pie y caminar, lo cual era una buena señal a pesar de todo.

El perro fue trasladado a un lugar con espacio abierto donde no se siente abrumado y puede recuperar la confianza en las personas y otros animales, para comenzar un nuevo capítulo en su vida luego de este amargo trance.

Ahora el perro se encuentra en recuperación en un lugar apacible

Si te indigna el terrible incidente que le ocurrió a esta mascota, comparte la noticia en las redes sociales. Dar visibilidad a este tipo de delitos, ayuda a combatirlos.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!