Big Daddy y Buddy, un perro ciego y su inseparable padre que buscan un hogar para siempre

Si eres de las personas que piensan que los animales no pueden darse entre sí el mismo soporte y afecto que brindan a las personas, piénsalo dos veces, porque la historia de Buddy y Big Daddy de seguro te conmoverá.

Buddy es un bóxer de solo 2 años de edad y su padre es Big Daddy, un adorable mestizo de 4 años. El amor y la camaradería que une a estos perros está más allá de lo inimaginable, porque Buddy tiene una condición muy singular: está completamente ciego.

Big Daddy y Buddy, más que padre e hijo, compañeros inseparables

Buddy y Big Daddy

Ambos fueron rescatados por un refugio de Carolina del Norte y desde allí fueron trasladados a New Jersey, donde se espera que consigan su hogar para siempre. Popcorn Park de Associated Humane Society (AHS) de Lacey Township trasladó a estos dos perros excepcionales a sus instalaciones, donde podían estar más cómodos.

La afinidad tan especial que une a Buddy y a Big Daddy hace que sea imposible separarlos, es por esto que ambas mascotas deben permanecer juntas y de ser adoptadas, la familia que los acoja debe entender que tiene que hacerse responsable de los dos.

Buddy está completamente ciego, pero eso no le impide ser amoroso y travieso

Buddy y Big Daddy

Flying Fur Animal Rescue fue la organización que hizo posible el traslado de Buddy y Big Daddy hasta New Jersey y ambos llegaron a su nuevo refugio a través de un vuelo privado, este es definitivamente un privilegio que no muchos pueden darse.

Buddy y Big Daddy son dos perros que se comportan sumamente bien, por lo que la familia que los acoja tendrá en ellos a dos compañeros amorosos, tranquilos y sumamente especiales.

Buddy a su llegada a New Jersey en un vuelo privado

Buddy y Big Daddy

Los encargados de cuidar de estos perros, aseguran que Buddy busca constantemente la compañía de su padre. No puede verlo, pero sí escucharlo u olfatearlo, por lo que cuando se aleja un poco de él, al poco tiempo regresa a su encuentro.

Buddy es un muchacho grande juguetón y travieso, a veces un poco torpe, pero la nobleza de Big Daddy y su enorme paciencia son realmente dignas de ver. Él soporta con amor los juegos y las ocurrencias de su hijo, estando allí siempre para él, brindándole la seguridad que un perro con su condición necesita.

Buddy y Big Daddy

Al ser un par de perros grandes, es complicado conseguir a una familia que quiera hacerse cargo de ellos, pero las personas de AHS no pierden la esperanza de que New Jersey sea el lugar indicado para que todo cambie.

Ambos ya se han ganado el corazón de muchos en las redes sociales, ahora solo falta esperar a que llegue una persona que desee dar amor y protección a este par de perros excepcionales por el resto de sus vidas.

Esperamos tener muy pronto la buena noticia de que Buddy y Big Daddy ya tienen una familia definitiva

Buddy y Big Daddy

Si te conmovió la hermosa relación que une a Buddy y a Big Daddy, no dudes en compartir esta noticia.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!