Buscan hogar para el perrito que esperó un mes en el hospital a su dueño sin saber que murió

El amor de una mascota es tan fuerte e incondicional que es precisamente en los peores momentos cuando más demuestran su lealtad. Tal como sucedió con un perrito que permaneció un mes en un hospital esperando que su humano se repusiera y ambos volvieran a casa, sin sospechar que su mejor amigo perdió la vida.

Todo sucedió en Perú, en el Hospital Regional de Huacho. Fue un paciente del Hospital, identificado como Manuel Fernández, quien publicó en las redes sociales la enternecedora presencia de un perrito color caramelo que llevaba ya 30 días en el área de cuidados intensivos del lugar, esperando a su dueño.

El verdadero nombre del tierno perrito es “Oso”, pero el personal del hospital, así como los otros visitantes y pacientes, lo llamaron Chato, nombre con el que se ha dado a conocer su historia por todo el mundo.

Su gran gesto de amor ha hecho que Chato ya sea comparado con el icónico Hachiko, sí, el hermoso perrito japones que esperó a su humano en una estación de tren, incluso años después de su muerte.

Sin embargo, la estancia de Chato en el hospital no ha sido la mejor de todas y es que distintas personas indican que lucía desnutrido, poco aseado y también que estaba infectado por garrapatas que podrían afectar su salud.

El animal necesitaba ayuda

Fueron esas peligrosas condiciones las que hicieron que los voluntarios del refugio “Animales sin Casa ni Raza” acudieran a los pasillos del Hospital para rescatar al fiel peludito.

En el refugio se han encargado de cuidar su salud, fue desparasitado debido a que tenía garrapatas y pulgas. También fue vacunado y son dos jóvenes voluntarios, Shirley Quineche y Merly Trujillo, quienes lo alimentan todos los días.

“Es muy dócil y cariñoso, consume a diario dos kilos de comida, aproximadamente. Le encantan las alitas y piernas de pollo, ama el atún y los dulces, como empanadas y alfajores”, dijo Noelia Aparicio, directora del refugio.

Por el momento, Chato vive junto a otros 40 perritos que fueron dejados a su suerte. Afortunadamente, este perrito puede estar seguro de que su dueño lo amó hasta su último instante de vida.

Aunque muchas personas se han mostrado interesadas en adoptar a Chato, aún no ha sido posible encontrar el hogar perfecto para él, ya que se deben cumplir ciertos requisitos que garanticen su bienestar.

Quienes deseen adoptarlo pueden comunicarse al 902-162194. El personal del refugio realizará visitas semanales al hogar que sea seleccionado para verificar que sea tratado de manera adecuada y que garanticen su salud y bienestar.

Sin duda, aún le queda mucho por vivir a este hermoso perrito leal y amoroso. ¡Nuestros mejores deseos están contigo Chato!

Comparte esta enternecedora historia de amor y lealtad con todos tus amigos. Ayudemos a que Chato encuentre un hogar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!