Ciudad china prohíbe para siempre el consumo de carne de perros y gatos tras el coronavirus

Después de que hace casi una semana se hablara de la propuesta de ley presentada por los legisladores de  Shenzhen, al sureste de China, ahora hay que informar una gran noticia. Esta ciudad se convierte en la primera en todo el país asiático en prohibir de manera definitiva el consumo y comercialización de carne de perros, gatos y otras especies.

Tras años de larga lucha  por parte de los proteccionistas de animales para exigirle al gobierno tomar medidas para protección de diversas especies, ha sido el coronavirus el verdadero responsable de que leyes como esta se celebren en el día de hoy.

Tras la pandemia que terminara con poco más de 3.300 personas en China, el primero de abril los legisladores de Shezhen han aprobado una ley pionera en su estilo dentro de ese territorio.

Se espera que la nueva normativa entre en vigencia a partir del primero de mayo.

Esta decisión histórica marca un nuevo hito en este país, en el cual no existían leyes para la protección animal más que algunas legislaciones sobre el comercio de vida silvestre.

La nueva ley contempla no sólo la prohibición del comercio y consumo de carne de perro y gatos, sino de otras especies como ranas, tortugas y serpientes.

Los legisladores a favor de esta normativa la han catalogado como un «requisito de civilización universal para una sociedad moderna». Sin embargo, esto no los exime de reconocer la necesidad del consumo de carne por parte de sus ciudadanos, así que puntualizaron cuáles serán las permitidas.

El documento establece los nueve tipos de carnes adecuadas para el consumo humano y serían de forma específica la carne de cerdos, vacas, ovejas, burros, conejos, gallinas, patos, gansos y palomas.

Debido a la diversidad silvestre que existen en China, las autoridades se negaron a hacer una lista en la que enmarcaran las carnes que no se pueden comer y decidieron establecer una llamada “lista blanca” que contempla sólo las permitidas.

La venta de carne de perro y otros animales domésticos ha mantenido por años a bandas dedicadas al robo de animales de compañía de los patios de las casas para luego sacrificarlos cruelmente y venderlos como mercancía.

Este hecho ha sido denunciado por largo tiempo por diferentes organizaciones, sin embargo los reclamos parecía no ser escuchados.

Ante esta realidad, la nueva ley que se implementará Shezhen no ha podido menos que alegrar a diferentes voluntarios y proteccionistas a nivel mundo.

Entre ellos el Dr. Peter Li, especialista en políticas de China para la organización benéfica de protección animal Humane Society International, quien recibió con gran satisfacción la medida.

“Con Shenzhen tomando la decisión histórica de convertirse en la primera ciudad de China continental en prohibir el consumo de carne de perro y gato, esto realmente podría ser un momento decisivo en los Esfuerzos para poner fin a este brutal comercio que mata a unos 10 millones de perros y 4 millones de gatos en China cada año”, puntualizó.

Esperamos que esta medida sea acogida por otras legislaciones y China por fin se convierta en un país en el cual nacer no sea algo de alto riesgo para tantos animales. De este modo el llanto y súplicas de clemencias de tantas criaturas pararán de sentirse en los llamados mercados de la muerte a los cuales, tristemente, acuden aún muchos locales para proveerse de carne fresca.

Comparte esta maravillosa noticia en tus redes y enséñale al mundo que porque es necesario seguir luchando por los derechos de quienes no tienen voz ¡Comparte y denuncia todo acto de crueldad contra ellos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!