Se enamora de un pobre cachorro vagabundo deforme y desnutrido y cambia su destino para siempre

Miles de cachorros son abandonados cada día por personas inconscientes, dejándolos a la deriva y propensos a sufrir cualquier tipo de maltrato. Afortunadamente, una joven decidió salvar una vida al rescatar a un cachorro abandonado en estado de desnutrición.

Elliot Sherin es una joven de 17 años, que vive en Washington, Estados Unidos, quien junto a sus familiares asistió a un crucero. En medio de sus vacaciones, decididos a vivir nuevas experiencias, fueron a un rancho para montar a caballo y fue en ese preciso lugar que la joven quedó enamorada de un cachorro vagabundo.

Lo primero que vieron al llegar al rancho fue una manada de perros abandonados, pero ninguno de esos animales llamó la atención de Elliot, sólo lo hizo un cachorro de temprana edad que se encontraba asustado y aislado de los demás, cubierto de mugre con sus patitas delanteras dobladas, heridas en todo su hocico y en un estado de desnutrición lamentable.

Sherin, al percatarse del estado del canino, decidió de inmediato que debía llevarlo consigo, pero primero debía organizar todo para poder hacerlo. Al regresar al crucero, la joven les comentó su decisión a sus padres, quienes en un principio no estaban de acuerdo con su plan, pero después aceptaron sólo si ella pagaba todos los gastos que el rescate conllevaría.

Con una idea predeterminada en mente, Elliot contactó a Animal House Jamaica para que la ayudaran a salvar la vida de Kingston, nombre con el que fue bautizado el canino. Llegando a un acuerdo con los rescatistas de la agrupación, le notificaron que la apoyarían sólo si el personal del rancho capturaba al perro y lo trasladaban a su centro de apoyo.

Afortunadamente, el personal del rancho cumplió con su parte después de que la joven insistiera durante tres semanas. Kingston se encontraba a salvo en el refugio, donde contó con los cuidados adecuados por los rescatistas y veterinarios, y todo esto gracias a la perseverancia y lucha de esta señorita.

Al principio la gente no estaba muy interesada en ayudarme. Regresé a mi casa, pero seguí insistiendo. Cuando lograron rescatarlo, él estaba realmente desnutrido y muy maltratado. Los veterinarios dijeron que sus piernas estaban arqueadas debido a una deficiencia de calcio por no haber tenido una dieta adecuada. Lo tuvimos que dejar unos cuantos meses en el refugio para que estuviera apto para volar”, comentó Sherin.

Debido al déficit de calcio que afecta su área motora, la familia de Kingston debe estar pendiente de su recuperación, ya que de no evolucionar, deberá utilizar aparatos ortopédicos de apoyo.

Cumpliendo con sus responsabilidades, la joven organizó una recaudación de fondos en línea, pidiendo donaciones para ayudar a Kingston y de esa manera salvar su vida. Logrando recaudar unos 900 dólares, pudo cubrir el viaje a su nuevo hogar del perrito y el dinero sobrante lo donó al centro de rescate, como forma de agradecimiento por todo el cuidado que le brindaron a su amigo.

Instagram / jamaican.pup

Cuando Kingston llegó a casa, la familia estaba nerviosa por cómo serían sus actitudes mediante esta nueva vida. Afortunadamente, el canino llegó con muy buena forma, dispuesto a ser llenado de amor y atención, y compartir su nuevo hogar con su hermano mayor Bentley, un labrador de 6 años.

Actualmente, el perro tiene 8 meses de edad. Vive una gran vida con su familia, duerme la siesta en el sofá o acurrucado con sus dueños y además juega en el parque para perros y come todas las golosinas que le apetezca. Está saludable gracias a todos los cuidados que Elliot y sus padres le han brindado.

“Se podría decir que él estaba tan hambriento de atención. Él solo quería que alguien lo amara y se relacionara con él. Kingston abrió mis ojos a tantas cosas. Estoy agradecida y él también”, expresó Elliot.

Si deseas ver las aventuras diarias de Kingston, puedes seguirlo en su cuenta de Instagram. La historia de este perrito nos hace recordar al gatito que fue rescatado por una vacacionista en la isla de Zakynthos, Grecia.

Así pasa ahora sus días Kingston junto a su dueña

La vida de este canino no ha sido nada fácil. ¡Qué valiente y persistente fue esta joven al luchar por darle una nueva oportunidad a este perrito! Esperamos que acciones como esta creen más consciencia en nuestra comunidad.

¡Recuerda brindarle siempre tu ayuda al más necesitado! ¡Comparte la historia de Kingston con tus amigos!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!