Perrita es abandonada atada a un surtidor de agua con una mochila

Una perrita indefensa temblaba de nervios al verse sola en medio de la calle, hasta que una samaritana decidió acercársele. Se trataba de la canina bautizada como Baby Girl, cuya familia la dejó atada a un surtidor de agua con una mochila llena de todas sus pertenencias.

Los dueños de la perrita la habían hecho de lado.Perrita

El hallazgo ocurrió hace un par de semanas en una calle de Green Bay en Wisconsin, Estados Unidos.

Ylie Rose Engelhard transitaba por el lugar cuando se topó con el animal, pero al ver que se trataba de una perrita dócil y que junto a ella cargaba una mochila con juguetes y alimentos, solo pensó que su familia volvería por ella.

Tristemente se equivocó, pero tuvo la nobleza de no deja a la perrita a la intemperie y la acompañó por un rato.

Kylie tuvo sus dudas, pues no entendía para qué el animalito cargaba con todas sus cositas. En su corazón algo le decía que las cosas no marchaban bien, pero esperanzada solo esperaba que alguien volviera por la perrita.

La mujer no le tuvo miedo al clima y se parqueó en el lugar para acompañar a la peluda. Después de una hora supo que efectivamente se trataba de un caso de abandono.

Conmovida por la situación y viendo la docilidad de la perrita, decidió subirla a su automóvil y llevarla a la Sociedad Protectora de Animales de Wisconsin de Wisconsin.

Aunque la mujer no podía quedarse con Baby Girl, estaba segura de que el refugio era un lugar mil veces mejor que la calle.

En el lugar recibieron a la pequeña con mucha amabilidad, y lastimosamente el caso no se les hizo nada extraño. Son muchos los dueños que hacen de lado a sus compañeros y para mitigar la culpa dejan con ellos comida y sus objetos favoritos.

Después de la experiencia, hizo una publicación en Facebook que llamó la atención de muchos, sobre todo por la desgarradora imagen de la perrita a la espera de su familia.

“[Me] senté afuera con ella durante una hora para mantenerla caliente esperando que alguien regresara, pero nadie lo hizo. Hice lo mejor que pude, todos lo hicimos. Confió en mí, y también me rompe el corazón su caso”, escribió Engelhardt.

En el refugio determinaron que la perrita tiene 5 años y cuenta con un excelente estado de salud. Aunque todos tratan de hacer lo mejor para que olvide ese episodio de abandono que sufrió.

«Le está yendo bien y recibe mucho cariño de nuestro personal. Le encantan sus paseos, sus juguetes y se sienta para recibir golosinas.

Es una cachorra feliz y cariñosa», dijo Angela Speed, vicepresidenta de comunicaciones del refugio.

Aunque tras la publicación del caso muchas personas han hecho duras críticas contra el antiguo dueño de Baby Girl, el refugio compartió una compasiva carta que nos gustaría replicar.

Lo importante de este caso es que la perrita se encuentra a salvo y como señaló el refugio “tiene un futuro brillante por delante”. Baby Girl termina su ciclo de adaptación y dentro de algunas semanas estará disponible para la adopción.

Estamos seguros de que con sus encantos hallará muy pronto una nueva familia y podrá dejar atrás ese triste episodio de su vida.

Si alguien está interesado en esta pequeña, solo debe ponerse en contacto con el refugio para empezar con la evaluación. Ellos seguro encontrarán el perfil más adecuado para quedarse con la perrita.

Gracias a la buena samaritana que le tendió la mano, esas son las acciones que valen la pena y ahora una perrita se ha salvado de vivir en la calle.