Dueño del parque de vida silvestre se niega a marcharse para atender a más de 100 koalas heridos

Lamentablemente, el inclemente fuego de los incendios forestales de Australia ha arrasado con todo lo que se encuentra en el camino, especialmente a los animales de la vida silvestre.

Millones de animales han sido afectados por las llamas devastadoras que se han propagado día tras día. Tristemente muchos han perdido la vida tratando de escapar de las altas temperaturas mientras su hábitat natural era destruido.

Los voluntarios han dado todo por ayudar a estos pobres animales, incluso hasta su propia vida, tal como Sam Mitchell, dueño del parque de vida silvestre Kangaroo Island Wildlife Park y quien afirmó que no abandonaría la isla.

A pesar de las advertencias por la amenaza de dos incendios que han estallado en la Isla Canguro, este hombre dice que se queda para atender a los casi 100 koalas rescatados la semana pasada, de los 1.500 animales que tiene el parque.

Los residentes en la isla del sur de Australia huyeron para salvar sus vidas cuando el ejército les dio solo 5 minutos para salir después de un estallido de dos nuevos incendios cercanos.

Pero Sam y otro personal del parque no se fueron y permanecen en el lugar arriesgando sus vidas por atender a los animales.

Sam compró el parque con su compañera Dana Jansen en 2013, y se niega a irse y dejar a los animales que lo necesitan para sobrevivir.

Para Sam esta destrucción causada por los incendios forestales es horrible.

«Por cada koala que vemos con vida, hay 100 muertos», dijo Sam.

Miles y miles de casas de los koalas fueron destruidas, se estima que no menos de la mitad de la población de esta especie en la pequeña isla ha perdido la vida y se teme que nuevos incendios causen más muertes.

Las evacuaciones siguen activas, así como las alertas de emergencia tras las predicciones de las autoridades de que los devastadores incendios forestales continuarán activos hasta el mes de marzo.

Desde que estos incendios forestales comenzaron en octubre al menos 26 personas han muerto en todo el país. Por las carreteras se pueden ver canguros, ovejas y koalas que no han logrado sobrevivir.

Hay más de 145 reservistas del ejército y vehículos con suministros en la Isla Canguro que se suman a los esfuerzos de recuperación inicial. También se ha establecido una planta de tratamiento de agua para suministrar hasta 250.000 litros por día.

La evacuación de la isla se produce ante el temor de que el gran incendio salte las líneas de contención y aumente por segunda vez.

Realmente esperamos que esta pesadilla acabe, comparte esta nota como un reconocimiento a todos los ángeles disfrazados de personas que han ayudado a los animales afectados por los devastadores incendios.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!