Dos elefantes que son separados para siempre se toman de la trompa y se dan el último adiós

Los elefantes son unos de los mamíferos más «zoorprendentes» del mundo animal. Y es que si todos los animales guardan su bondad, inocencia y particular encanto, si me ponen a elegir, definitivamente un paquidermo lideraría la lista.

Además de su inteligencia y memoria prodigiosa, han impactado en más de una ocasión por la increíble conexión que logran desarrollar entre los miembros de la manada. Al ser tan emocionales, se los ha visto lamentar la partida de alguien de su familia, celebrar sus propios funerales y recibir con júbilo a una cría que se une a la manada.

Sin embargo, a pesar de su grandeza y justo por ella, tristemente han sido presa fácil de cazadores para hacerse con su cotizados colmillos de marfil, o para simplemente ser usados como diversión para el ser humano en circos y zoológicos bajo las condiciones más deplorables.

Se pueden contar por cientos las historias de elefantes que han vivido así, como por ejemplo el elefante que fue forzado a bucear en un tanque para entretener a los turistas.

O toda la verdad que salió a la luz sobre el dolor de los elefantes detrás de los telones de los circos.

Y cómo no olvidar la historia de Flavia, la elefenta más triste del mundo, obligada a permanecer en un zoológico en España durante más de 40 años; y de la que se dio a conocer hace poco que perdió la vida.

Podríamos seguir, y es que ciertamente no nos podemos imaginar lo que supone la vida de los elefantes en cautiverio. No pueden socializar con otros animales de su especie, no se bañan en lagos con sus crías, no pisan el húmedo suelo, ni se embadurnan de barro…

Y lo peor viene cuando las crías, acostumbradas a permanecer junto a su madre, son separadas, ocasionándoles una tristeza indescriptible y probablemente que pierdan la vida.

Y aunque los esfuerzos de las organizaciones animalistas son muchos, todavía nos cabe la pregunta de siempre: ¿Llegará el día en que no vivan más en cautiverio?

Recientemente, una imagen capturada en la India ha vuelto a sacar a la luz la horrible situación de estos animales, convirtiéndose en viral en pocos minutos.

La fotografía fue publicada en la página del usuario de Facebook Soumya Vidyadhar, en la que se muestra a dos elefantes que están siendo separados y enviados cada uno a lugares distintos.

Pero su amor es tan fuerte, que entrelazan sus trompas en un intento de darse el último adiós. ¡Es desgarrador!

«Una foto tomada en algún lugar de la carretera india. Dos elefantes se extienden en un breve momento de amor y unión antes de ser separados por una vida de servicio al hombre.
¡Cómo me rompe el corazón esta imagen!», escribió Soumya en su publicación junto a la descorazonadora imagen.

La publicación desató una ola de reacciones en línea y fueron muchos los que se conmovieron con la escena que revela lo emocionales que pueden ser estos animales. Sin embargo, algunos se atrevieron a asegurar que no se trataba más que de un montaje por considerarlo imposible.

Pero la periodista y escritora Divya Jain reveló que la foto es auténtica, ya que proviene de un libro titulado «Horn Please – Trucking in India» (que se traduce algo así como por favor toque el claxon, viajando en camión por la India).

Ella cuenta que el libro es el resultado de la recopilación del trabajo de cuatro reconocidos fotógrafos internacionales que viajaron en camiones por todo el país durante cuatro años. Asegura que cada escena fue capturada sin montajes, de la manera más espontánea.

Y fue en medio de ese trabajo cuando justo capturaron el estremecedor momento en que el par de elefantes entrelazaba sus trompas.

Facebook

Más allá de lo desgarrador de la escena, es un llamado de atención para crear conciencia.

¿Hasta cuándo estos pobres animales que nacieron como ningún otro para mostrar emociones y vivir en una manada, tendrán que sufrir en cautiverio? ¡Compártelo!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!