Elige uno de los lugares más insólitos para dar a luz y la suerte de todos cambia para siempre

A principios de este año, un trabajador de un estacionamiento sanitario en East Harlem, Nueva York, escuchó maullidos provenientes de un automóvil confiscado. Descubrió una familia felina acurrucada en el asiento trasero.

La gata y sus gatitos habían estado viviendo dentro del vehículo y fueron encontrados justo a tiempo.

La feliz familia fue encontrada en el asiento trasero de un auto a punto de ser remolcado

El trabajador contactó a Little Wanderers NYC y los puso a salvo antes de que se programara el remolque del automóvil.

Después de un viaje al veterinario, la madre gata y sus gatitos fueron llevados a su hogar de acogida, ya no dormían en un automóvil confiscado ni deambulaban por las calles, buscando comida.

Staci, un voluntario de acogida del rescate, preparó una habitación para la pequeña familia.

La mamá gata, a la que puso por nombre LaBelle, se instaló rápidamente y comenzó a cuidar a sus pequeños gatitos hambrientos.

El lindo rescate de LaBelle y sus gatitos está documentado en este video

Estaba ronroneando como nunca mientras sus bebés amamantaban felizmente. Mamá LaBelle estaba tan feliz de tener un lugar seguro para criar a sus gatitos.

Se acercaba a su madre adoptiva para acurrucarse cuando tomaba un descanso de la lactancia. Staci, la madre temporal de LaBelle y sus pequeños, está muy feliz por ella.

LaBelle y sus mininos se ajustaron bastante bien a su nueva vida

Es verdad que su permanencia en el asiento posterior de un automóvil representaba un riesgo, pero eso al menos los mantuvo a salvo de algunos problemas de tener a una camada a la intemperie, como el frío, los parásitos, el ataque de otros animales y las infecciones.

Cuando descubrieron que LaBelle no estaba produciendo suficiente leche, complementaron a los gatitos para asegurarse de que todas las bocas fueran alimentadas y que los estómagos estuvieran llenos.

Mamá LaBelle ronroneó y chirrió como para agradecer a su madre adoptiva por ayudar a sus gatitos.

Ella saluda a Staci cada vez que entra en la habitación de los gatitos, pues sabe que el momento de ser amada y atendida comienza.

Con todos los cuidados de Staci y LaBelle, los gatitos muy pronto crecieron y consiguieron hogares maravillosos. A la madre le tomó un poco más de tiempo dar con su familia ideal, pero ella tampoco se quedaría atrás.

Ahora ella comenzará una nueva vida con una familia que la mantendrá lejos de las calles para siempre. ¡Una familia de bigotudos que tiene asegurado un futuro maravilloso!

Cada uno de estos gatitos encontró un hogar perfecto para vivir

Comparte esta tierna historia con otros en tus redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!