Ella los encontró en una pila de ramitas en el patio y supo que tenía que salvarlos a todos

Un residente de Nueva Jersey se sorprendió cuando al pasar por un patio que estaba en muy mal estado escuchó el maullido de un gato. Al inspeccionar mejor, se dio cuenta de que una familia de gatos había hecho de ese terrible lugar, su hogar.

La persona encargada de descubrir el paradero de estos animalitos se comunicó de inmediato con las autoridades y ellas a su vez con Whitney Malin, quien es una voluntaria con gran experiencia en el rescate de familias de felinos.

Este fue el nido en el que los gatitos recién nacidos fueron hallados

Gatos rescatados en un nido

Esta familia se había acomodado como pudo en el patio de una residencia de Maplewood. El lugar en el que la gata había ocultado a sus crías era realmente un nido formado de ramas secas y basura.

Cuando Whitney fue hasta el lugar indicado para el rescate, descubrió que se trataba de una madre atigrada y de sus tres crías, una de ellas negra. La rescatista calculó que los gatitos tendrían al menos tres días de nacidos.

La madre no estaba dispuesta a dejarse atrapar tan fácilmente

Gatos rescatados en un nido

Esperó a que los gatitos fuesen alimentados por la madre y decidió ir en busca de una trampa humana.

Las intenciones de Whitney eran llevarse consigo a toda la familia, pues ya sabemos de sobra lo difícil que es mantener a gatitos recién nacidos sanos y con vida, si quedan repentinamente huérfanos.

En este video puedes ver el momento en el que Whitney rescata a la familia y el terrible lugar donde vivían.

Atrapar a la madre de estos chiquillos no fue fácil, pero WHitney tampoco se rindió. La trampa estuvo en su lugar por dos semanas.

En todo este tiempo la rescatista visitaba a diario a los gatitos para cerciorarse de que todo estuviera bien.

Whitney tuvo éxito al reunir a toda la familia

Gatos rescatados en un nido

Ya las crías tenían alrededor de 16 días de vida cuando, finalmente, la madre cayó en la trampa. No pudo resistirse a la comida que Whitney le había colocado dentro y entró voluntariamente.

Feliz porque el rescate finalmente avanzaba, Whitney se llevó a los cuatro gatos al veterinario para un control médico. La madre fue tratada por su infección de pulgas y recibió todas las vacunas. Los pequeños apenas pesaban 200 gramos.

Los pequeños Vincent, Leonardo y Picasso

Gatos rescatados en un nido

Whitney sabía que las cosas estaban a punto de cambiar para estos desafortunados. La madre y sus crías podrían estar ahora en un hogar cómodo, donde las comidas y las atenciones serían abundantes para todos.

«Ella es feroz y protectora, pero está muy asustada. Durante la primera semana, más o menos, cuando me sentaba con ella, su respiración era rápida y trabajosa. El veterinario dijo que era motivo del estrés», así describió Whitney a Frida, que fue el nombre que le puso a la mamá.

Ya que la madre había sido bautizada como una artista, a los chiquillos les tocó la misma suerte, así que Whitney los bautizó Vincent van Gogh (negro), Leonardo Da Vinci y Picasso (gris).

Para Frida no ha sido sencillo acostumbrarse a la presencia de Whitney, pero paulatinamente ha tenido sus avances. Al menos está más tranquila, pues puede cuidar de sus pequeños adecuadamente.

Frida ha sido un poco arisca, pero poco a poco se ha acostumbrado al amor de Whitney

Gatos rescatados en un nido

LoveMeow

Actualmente todos estos chiquillos están más que agradecidos con su familia de acogida. Pronto serán esterilizados y podrán encontrar la familia definitiva que tanto merecen.

Si te gustó la historia de esta familia de gatitos, ¡compartela!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!