Luchan por ofrecerle amor y felicidad al perrito abandonado que fue diagnosticado con cáncer

Erin Deems conoció a Gramps hace unos 5 años, cuando se ofreció como voluntaria en el Grupo Especial de Esterilización y Castración de Alberta.

Gramps vivió por años en un patio trasero, nunca supo lo que era el amor de una familia

En esta posición, ella ayudaría a realizar visitas a domicilio, donde esterilizarían y castrarían a las mascotas que lo necesitaran.

Siendo un perro de patio trasero, Gramps enfrentó muchas luchas diarias. Se vio obligado a dormir al aire libre todos los días.

Nunca conoció la sensación de vivir dentro con una familia e incluso sufrió un accidente en determinado momento a causa de una persona inescrupulosa.

Debido a esto, Erin se aseguró de controlarlo regularmente. Desde el momento en que se conocieron, ella se sintió atraída por este adorable cachorro.

Ahora Gramps está en buenas manos y vivirá cada día al máximo

Gramps’ bucket list: animal rescue group gives elderly Alberta dog a grand goodbye

Life hasn’t been easy for Gramps. The senior dog spent most of his life outside, braving the fierce Alberta elements. But Saving Grace Animal Rescue Society is making sure his final days are as comfortable as possible – helping Gramps complete his bucket list.

Publiée par Global Calgary sur Mercredi 23 octobre 2019

Durante su visita más reciente a la casa de Gramps, ella se preocupó por su salud. Ella notó que él había perdido peso y que tenía algo de hinchazón alrededor de la boca.

Después de hablar con los propietarios de la residencia, ella los convenció de entregar a Gramps al cuidado de la Sociedad de Animales Saving Grace.

Erin inmediatamente llevó a Gramps a una clínica local de animales, donde se descubrió que la masa en su boca era cáncer. A partir de ese momento, supo que tenía que hacer todo lo que estuviera en su poder para hacer que el resto de su vida fuera especial.

Erin ama con locura a Gramps y solo desea hacerlo feliz

Saving Grace decidió crear una lista de deseos para su amigo, donde llevarían a Gramps a vivir una serie de aventuras.

Gramps ya comió un cono de helado, devoró un pastel, tuvo una sesión de fotos especial, estuvo en la televisión, salió a caminar por el parque y disfrutó de una tarde de diversión en el lago. ¡Realmente está viviendo su mejor vida de perro!

En los esfuerzos por crear recuerdos duraderos con Gramps, la sociedad animal está aceptando sugerencias para agregar a su lista de deseos.

Su historia ha sido compartida por muchísimos amantes de los perros en todo el mundo, por esto, a cientos les encantaría participar de esta historia, agregando a la lista una experiencia inolvidable.

Este dulce abuelito ya tiene la cama que soñó toda su vida

Por encima de todos los asuntos pendientes en su lista de deseos, el más especial de todos es poder dormir dentro de una casa cálida, en una cama digna de un rey. Si bien esto puede parecer un pequeño gesto, significa todo para Gramps.

Es difícil saber cuánto tiempo más le queda a Gramps, pero Erin está dispuesta a no perder ni un solo segundo de felicidad.

¿Te conmueve esta maravillosa historia? No te quedes con ella, ¡compártela!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!