Estuvieron a punto de dormirla pero en el último segundo adorables ancianos cambiaron su destino

Amy Creel encontró a una perrita de seis años llamada Journey en Knine Rescue, en el condado de Montgomery, Maryland.

Journey había permanecido en una jaula toda su vida. Terminó en un refugio abarrotado de mascotas justo después de la muerte de su dueño. Por fortuna para ella, el destino interviene justo a tiempo.

Journey justo después de que fue sacada del frío refugio para siempre

Creel la encontró en el momento preciso. El sacrificio de Journey estaba programado para ese mismo día, pero el destino tenía otros planes. Creel no sabía en qué hogar ubicaría a la mascota, pero esto no le impidió ir por ella.

Tras sacarla del refugio, decidió llevar a Journey a un evento en Sunrise Senior Living, un centro de cuidados para adultos mayores en Chevy Chase. El tímido cachorro tuvo un día lleno de diversión caminando y saludando a la gente, olfateándolos un poco y meneando su cola.

Tras estar confinada por años, Journey asistió por primera vez en su vida a un evento de caridad, donde se sintió muy feliz

Cuando el día llegó a su fin, uno de los miembros del personal de Sunrise Senior Living pensó que esa dulce niña feliz debería quedarse un poco más. ¡Para siempre, para ser exactos!

Había sido un día increíble para esta perrita, que jamás había estado fuera de un refugio: de la noche a la mañana pasó de estar a punto de morir, a encontrar su lugar perfecto en el mundo.

Creel estaba orgullosa de ver lo bien que se estaba adaptando Journey, causando una gran impresión

La una vez tímida Journey entró a las instalaciones como si fuera la dueña del lugar. Pasó de vivir en una jaula con muy poca interacción a tener toda una comunidad de personas mostrando su amor y atención. Los residentes la adoran.

Esta mascota demostró que, a su edad, aún era capaz de llevar bienestar a otros. Los residentes intercambian abrazos y besos con Journey mientras deambula por los pasillos.

Otras mascotas estaban en el evento para su adopción

Además de la nueva familia de humanos, Journey también tiene un nuevo hermano: un gato negro que amablemente comparte la atención de los ancianos con esta perrita.

Es muy emocionante ver la vida de Journey justo ahora, así como todas las experiencias que está teniendo, porque nunca había dado muchas caminatas o recibido todo este amor.

Journey encontró en este centro de cuidado para ancianos a su hogar perfecto

Uno pensaría que fue entrenada para ser un perro de servicio, ¡y lo mejor de todo es que no es así! Su vocación de ayudar es completamente espontánea y maravillosa.

Creel dice que realmente le gustaría colocar más perros en centros de cuidados para personas mayores.

Los perros no solo obtienen un hogar estable y amoroso, sino que también brindan un tipo diferente de amor para las personas mayores que a menudo dicen sentirse solos.

Los perros muestran compasión y camaradería, hacen sentir a estas personas amadas y tomadas en cuenta. ¡Es formidable cuánto bien pueden transmitir a estos abuelitos!

La compañía de perros y gatos es ideal como parte de los programas de socialización para adultos mayores

Si la historia de Journey te ha dejado con una sonrisa, no pierdas ese sentimiento y compártelo. ¡Seguro llevarás esa sensación de bienestar a otros!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!