La familia del Cazador de Cocodrilos atiende a más de 90 mil animales en Australia

Tras más de un década de su muerte, la familia de Steve Irwin, «el caza cocodrilos”, continúa rindiendo homenaje a su legado, a través del cuidado y servicio que prestan a los animales.

Y, como era de esperarse, ante la terrible realidad que se vive en Australia por los incendios forestales, el grupo familiar no se ha quedado de brazos cruzados.

Hace una semana, Bindi Irwin, hija de Steve y Terri Irwin, compartió una emocionante publicación que ha llenado al mundo de admiración.

La chica reveló que de forma oficial han atendido al paciente número 9.000 en el Hospital de Vida Silvestre que administran en Australia. La viuda de Steve Irwin, Terri y sus hijos Bindi y Robert han estado a cargo de la institución desde que el cazador de cocodrilos falleció en el 2006.

La familia ha hecho una labor admirable en los últimos meses, atendiendo a las víctimas de los incendios forestales en el país oceánico.

Frente a la preocupación del mundo por la voracidad de las llamas en las últimas semanas, Bindi decidió hacer una publicación para sus seguidores.

“Con tantos incendios devastadores dentro de Australia, mi corazón se rompe por las personas y la vida silvestre que han perdido tanto. Quería hacerle saber que estamos SEGUROS.

No hay incendios cerca de nosotros @AustraliaZoo o nuestras propiedades de conservación. Nuestro Hospital de Vida Silvestre está más ocupado que nunca, ya que ha tratado oficialmente a más de 90.000 pacientes”, escribió en la publicación de Instagram.

El mundo se ha mostrado agradecido por la labor tan hermosa e importante que realiza está familia. Más aún en los momentos tan difíciles que atraviesa la vida silvestre en Australia, donde más de medio billón de animales ha fallecido a causa de los incendios forestales.

La publicación obtuvo cientos de comentarios y más de 238 mil reacciones.

La joven de 21 años ha utilizado sus redes para mantener a sus seguidores informados sobre los casos que reciben a diario.

Hace unos días comentó sobre una pequeña zarigüeya bautizada como Blossom que fue admitida en el hospital tras ser rescatada de un incendio en Queensland.

“Tenemos un equipo tan increíble que trabaja día y noche para proteger a los hermosos animales como Blossom. 

Lamentablemente, esta hermosa niña no lo logró incluso después de trabajar tan duro para salvar su vida. Quiero agradecerles por sus amables palabras y apoyo”.

Robert Irwin también ha utilizado sus redes para informar a los usuarios sobre los casos que les llegan a diario. Fue el joven quien reveló la identidad del paciente 90.000 que fue atendido en el hospital.

“Este es el paciente número 90.000 que el Hospital de Vida Silvestre del Zoológico de Australia ha tratado. ‘Ollie’, el ornitorrinco huérfano recibe atención las 24 horas del día hasta que pueda ser devuelto a la naturaleza», escribió Robert.

Este hospital ha brindado atención médica 24 horas al día, por los 7 días de la semana pero, por obvios motivos, en estos meses han experimentado la mayor actividad en toda su historia.

Más de 8.000 koalas han fallecidos durante los incendios forestales en Australia.

Australia vive un verdadero infierno pero esta familia y todo el equipo médico y voluntarios que trabajan en la institución están comprometidos a continuar con sus labores para salvar el mayor número de animales. 

«Mis padres dedicaron nuestro Hospital de Vida Silvestre del Zoológico de Australia a mi hermosa abuela. Continuaremos honrándola siendo Guerreros de la Vida Silvestre y salvando tantas vidas como podamos», escribió Irwin al final de su publicación.

Frente a las más grandes tragedias surgen los verdaderos ángeles. Por favor comparte esta nota y ayúdanos a orar por Australia y por todas las personas que trabajan duro por detener esta pesadilla.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!