Una gatita desdentada tiene la mejor transformación tras ser rescatada y no deja de ronronear

A pesar de todo el dolor y el sufrimiento con el que Peaches fue rescatada de las calles, hubo algo en esta gatita pelirroja de siete años de edad que cautivó el corazón de todos los que se propusieron mejorar su vida: su dulzura.

Cuando Peaches llegó al refugio de North Central Shelter, perteneciente a Best Friends, los voluntarios supieron que tenían ante sus ojos una tarea muy difícil: estaba sucia, con una avanzada y dolorosa infección en la piel y sus dientes estaban en muy malas condiciones.

Todos intuían que debajo de sus problemas de piel, había una gatita hermosa

Con una situación como esa, muchos pensaron que abordar los cuidados médicos de Peaches sería una verdadera odisea, pero apenas comenzaron a atenderla, les sorprendió la nobleza, la dulzura y el agradecimiento que mostró la gata ante todas las atenciones. Como si en el fondo supiera que esas personas solo tenían un objetivo: hacerla sentir mejor.

«Es imposible saber las circunstancias exactas que contribuyeron a la condición física de Peaches, pero estaba claro que no había recibido el tratamiento o la atención adecuados para las dolencias médicas que sufría», dijo Diane Barber, de Best Friends.

Lo único que ella y todo su equipo tenía claro, es que Peaches no paraba de ronronear.

Peaches gatita desdentada

Lamentablemente, tuvieron que extraer la gran mayoría de sus dientes, suministrarle antibióticos y varios medicamentos tópicos para tratar sus severos problemas de piel.

Incluso cuando comenzaron a cepillarla para desanudar su pelo, la gata sólo se limitaba a ronronear y a lamer con agradecimiento a su cuidadora. Una escena más que conmovedora que puedes ver a continuación:

Era imposible no sentir un amor especial por Peaches. Debido a que su condición era delicada y que necesitaba una atención personalizada en todo momento.

La gatita pelirroja fue asignada a un hogar temporal, donde uno de los voluntarios de Best Friends la atendió con prioridad por encima de otros residentes.

Peaches nunca se mostró agresiva. Siempre fue dulce y agradecida

Peaches gatita desdentada

Peaches fue asignada a su hogar de acogida a comienzos de febrero, y cuando regresó al albergue dos meses más tarde, se llevaron una sorpresa.

Muchos no podían creer que se tratase de la misma gatita mugrienta que habían recibido a comienzos de año en la institución.

La transformación de Peaches fue increíble

Peaches gatita desdentada

En palabras de la propia Diane, “ella realmente floreció”. Ahora era capaz de mostrar a todos la gata hermosa y radiante que se encontraba oculta bajo esa capa de suciedad y sarna.

Con su mirada dulce y serena, además de su enternecedor temperamento, a Peaches no se le hizo nada difícil encontrar su hogar para siempre.

Peaches gatita desdentada

Lauren supo de la existencia de la gata gracias a las redes sociales y en cuanto conoció su historia, supo que la querría en casa, como parte de su familia.

Nadie podría resistirse a esta gatita amorosa y conversadora, que a pesar de sus pocos dientes, nunca rechaza una buena comida.

Ahora Peaches tiene en Lauren a una madre para siempre

Peaches gatita desdentada

LoveMeow

Ahora que Peaches tiene un hogar donde vivir tranquila el resto de sus años, te invitamos a compartir esta noticia con tus seguidores en las redes sociales. ¡Difunde historias con finales felices!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!