Gatita que terminó en las calles decide sentarse en la entrada de una casa hasta que la acojan

Una dulce gatita callejera llamó la atención de algunas personas luego que se sentara en la entrada de una casa, lucía completamente cansada, como si hubiera recorrido un largo camino para pedir ayuda.

Era solo piel y huesos, necesitaba recibir atención de manera inmediata. Afortunadamente, los dueños de la casa notaron su presencia y decidieron ser ese puente de luz y amor que la gatita necesitaba.

Gatita descansa frente a una casa en busca de ayuda y termina conquistando el corazón de toda una familia.

gatita

Precious, uno de los integrantes de la familia comentó la delicada situación en que se encontraba la gatita. Al respecto dijo:

“Tenía bajo de peso y la nariz congestionada. Uno de sus ojos estaba casi completamente cerrado por una infección con secreción. Decidimos acogerla y cuidarla hasta que mejorara”.

La gatita fue llamada Sweetie, la familia que la acogió solo quería ayudarla a recuperar su salud y encontrarle un hogar amoroso.

Estaba muy débil, sin energía para comer o moverse por sí sola. Desde el momento en que la acogieron, cayó rendida en el regazo de las personas que se habían convertido en sus verdaderos ángeles terrenales.

“Descubrí que tenía una infección de las vías respiratorias superiores. Colaboró mucho con nosotros a la hora de tratarla. Le compramos un gotero y le dimos fórmula de esa manera, y realmente le gustó”.

Los días siguientes, la pequeña gatita fue alimentada con una jeringa, fue asistida con atención médica para ayudarla a prosperar. Los brazos de sus cuidadores se habían convertido en su lugar favorito, tomaba la siesta acurrucándose tiernamente envuelta en una manta cómoda.

Gracias al tratamiento y todos los cuidados que recibió, sus ojitos comenzaron a sanar, ganó algunos kilitos y comenzó a revelar su fuerza.

“En unas pocas semanas finalmente mejoró. Le tomó un poco de tiempo cambiar de leche para gatitos o comida húmeda sólida”.

Durante su proceso de sanación, Sweetie estuvo alejada del gato de la familia, cuando logró ponerse de pie y querer jugar, supieron que estaba listo para conocer a Mickey, el otro minino, quien tenía mucha curiosidad por conocer al nuevo invitado, incluso varias veces intentó asomarse al corral para saludarla.

“Cuando comenzó a interactuar con Mickey, adquirió algunos de sus hábitos”.

Ya no quedaban rastros de la gatita callejera que un día se sentó frente a la casa suplicando ayuda. Ahora era una peludita sana y feliz que desbordaba energía constantemente.

Descubrió que es una pequeña gatita pero con un corazón gigante y desbordante de energía, su familia no para de sorprenderse con todas sus travesuras.

“Mickey solía ser quien iniciaba las peleas de juego. Ahora Sweetie lo hace la mayor parte del tiempo. Cada vez que termina de jugar, viene a dormir conmigo y es reconfortante. Nuestro plan inicial era mantenerla temporalmente hasta que se recuperara, pero nos enamoramos de ella, así que ahora es parte de la familia”.

Esta adorable gatita tiene el aspecto de una pantera, su pelaje negro sedoso y sus ojos verdes brillantes la hacen irresistible.

Una peludita de apariencia fuerte con un corazón genuino. Sweetie llegó al lugar indicado y con ayuda de personas maravillosas luchó por sobrevivir.

Junto a su hermano Mickey, son los consentidos de la casa, se han convertido en los mejores cómplices de travesuras y los protagonistas de genuinas recuerdos para su familia.

Si vez a un peludito padeciendo, por favor, no pases indiferente ante su situación. Muchas veces les toca enfrentar adversidades por culpa de seres irresponsables. Hagamos la diferencia y ayuda a ese animalito que solo desea ser amado.

Que sean nuestras acciones la mejor carta de presentación. Ayuda de corazón y salva una vida.