Gatito que anhelaba tener un hogar se dirige hacia un hombre para suplicarle que lo adopte

No es precisamente sencillo encontrar un hogar o personas que deseen ayudar a animales con condiciones especiales. Sin embargo, sin importar lo difícil que parezca, estos perros y gatos también merecen amor y la historia de Arlo es un testimonio de ello.

Arlo fue a parar al Centro de Adopción Bridgend Cats Protection en el sur de Gales para tener la oportunidad de una vida mejor.

Tierno, juguetón y adorable, era imposible no amar a Arlo a pesar de su apariencia

Nació con algunos problemas físicos. A pesar de todo, el dulce atigrado nunca dejó que nada lo detuviera y solo quería ser amado.

Arlo es un amor absoluto y se encargó de encantar con su ternura a todo el personal.

Puede que se vea un poco diferente a otros gatos, pero tiene mucho amor que dar y no para de hacer travesuras adorables.

El gatito tiene hidrocefalia (una acumulación de líquido en el cerebro), lo que le da a su cabeza esa apariencia deformada.

Mira aquí la afortunada historia de Arlo, un gato como ningún otro

Después de un exhaustivo control veterinario, Arlo fue considerado saludable, más allá de su hidrocefalia. Para garantizarle la mejor calidad de vida posible a este chiquitín, el personal esperaba encontrarle una familia perfecta, capaz de satisfacer todas sus necesidades.

Alrededor de ese tiempo, Davy, un trabajador social para niños con discapacidades, había estado considerando compartir su casa con un amigo felino.

Al principio el sujeto pensó en un gato mayor para que lo acompañara en su solitaria vida en una cabaña, pero gracias a sus amigos descubrió a Arlo.

Ellos comenzaron a etiquetarlo en Facebook cada vez que Cats Protection difundía una nueva fotografía del chiquitín Arlo. Para Davy fue difícil no poner sus ojos en este gatito maravilloso.

¿Quién podría despreciar todo el amor que este gatito tiene para entregar?

Davy organizó una visita al refugio para conocer al gatito, que acababa de cumplir un año. Arlo era un poco tímido y nervioso con la gente, pero cuando él y Davy se conocieron, se conectaron al instante.

El gatito tímido se atrevió a lamer la mano de aquel hombre desconocido y hasta comenzó a ronronear entre sus brazos.

Davy no pudo evitar que todo el calor de su amor tocara su corazón.

Como sucede en muchos casos, parecían estar destinados el uno para el otro, así que no hubo fuerza en el mundo que apartara al pequeño Arlo de Davy. Ahora viven juntos y no podrían estar más felices de compartir su tiempo y todo su afecto.

Arlo es un minino afortunado ¡y eso nos hace muy felices!

Como ves, hasta los más especiales también tienen una oportunidad. Difunde esta historia si estás de acuerdo con dar amor y un hogar a los gatos más necesitados.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!