Graban el momento en el que un perro renuncia su comida para dársela a un hambriento gatito

Para nadie es un secreto la estrecha línea de cordialidad que separa las relaciones entre algunas especies y de las enemistades más cliché que puedan existir en el reino animal está la de los perros y los gatos.

Canes y felinos no suelen llevarse muy bien, aunque es cierto que existan excepciones y que con la convivencia diaria llegan a ser los mejores amigos. No obstante, un vídeo ha revelado que la solidaridad no distingue entre especies.

“Haz el bien sin mirar a quien”, parece ser la filosofía de vida de un peludito bastante generoso que se ha ganado todos los aplausos en las redes por su hermoso gesto de solidaridad inter-especie. 

Estos pequeños protagonizaron la historia más emotiva.

En un vídeo viral que fue filmado en China, aparece el pequeño peludo en un momento algo tenso entre él y un felino desconocido.

El perrito no está seguro si debería acercarse y mientras tanto, el gato está a atento a cada movimiento, probablemente temeroso por lo que el perro pudiese hacer. Pero sus intenciones no eran malas ¡en absoluto!

El perro tiene un bolo de pan en la boca y sabe cómo utilizarlo.

No, no va a atacar al gatito callejero, el perro hace un par de movimientos tímidos hasta que pone el trozo de alimento frente al gato.

Este último se ve más delgadito y descuidado que el perro, su apariencia indefensa y en apuros seguro conmovió al mejor amigo del hombre y este no dudó en darle su alimento a quien lo necesitaba mucho más.

¡Bravo por tan hermoso gesto de solidaridad, buen chico!

Apenas nuestro generoso perro suelta el pan, el gato salta sobre la pieza de este alimento para tomarla. El felino ha entendido la seña, pero no hay tiempo para cordialidades y con rapidez brinca sobre su alimento.

Un desconocido decidió compartir con él y viniendo de un perro el asunto es todo un lujo, así que no había tiempo qué perder.

El gato tomó el pan e inició su rápida huida.

El gato lleva la pieza en su boca mientras sube ágilmente las escaleras. Por su parte, el perrito solo observa la huida de su nuevo amigo desconocido y aunque no hubo maullido de agradecimiento, parece muy feliz de haber hecho lo correcto. 

Este es el conmovedor momento.

Por increíble que parezca, en el breve vídeo queda registrado uno de los actos de solidaridad más inusuales, pero a su vez encantadores. Un perro se desprendió de su comida para dársela a un gato, si alguien pensaba que estas especies eran enemigas, pues ya pueden irlo descartando.

La verdad, este can nos ha dado a todos una gran lección: para ayudar no importa la especie, credo, edad, sólo la intención firme de hacerlo.

Que a este perrito nunca le falte el pan y sus dueños valoren a la gran criatura que tienen, comparte su historia y hagamos posible que esta lección de solidaridad  cale en el corazón de todos los humanos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!