Hallan a estos perritos Golden tomándose de la mano mientras jugaban en su escondite perfecto

Cuando Emily Buchenberger, la madre de Billie un hermoso cachorro de Golden Retriever, lo llevó por primera vez a una hora de juego de cachorros, no tenía idea de que el perrito formaría amistades tan rápido.

Durante este tiempo, los perros entre las edades de 8 y 18 semanas pueden jugar sin correa en un gimnasio. Con muchos cachorros para jugar, Billie podría haber pasado todo el tiempo haciendo nuevos amigos.

Billie es un travieso siempre dispuesto a hacer amigos

Sin embargo, ocurrió algo que sorprendió a muchos, porque de alguna manera, todos los golden retrievers que estaban dentro del gimnasio, se reunieron para jugar juntos.

Esto no debería sorprendernos tanto, porque de acuerdo a la opinión de Emily, los golden retriever tienen como ciertos patrones de juego que son únicos entre los animales de esta raza. Así pues, podríamos decir que Billie y sus nuevos amigos crearon algo así como “un club secreto”.

En este video descubrirás cómo Billie y sus amigos crearon un club secreto

Emily decidió observar lo que estaba ocurriendo con esta adorable pandilla de traviesos. Entonces se dio cuenta que Billie y sus amigos estaban haciendo algo que el resto de los cachorros en el gimnasio ignoraba.

En lugar de correr de un lado para otro como el resto de las mascotas, ellos se escondían debajo de diferentes objetos y allí creaban sus pequeños cuarteles secretos de diversión. ¡Algo que nadie más había visto!

La madre de Billie notaba cómo el resto de los perritos corría o saltaba sobre los obstáculos que habían puesto en el gimnasio para que los pequeños se divirtieran, pero no los goldens. Ellos parecían haber decidido jugar en secreto, ocultándose cada vez que podían hacerlo.

El plan del “club de los goldens” parecía funcionar, hasta que uno de los padres de los cachorros decidió dejarlos al descubierto: alzó una gran pieza de plástico y encontró debajo a los chiquillos, echados uno al lado del otro y con sus patas casi entrelazadas.

¿Quién estará allí debajo?

Pero estos perritos no estaban dispuestos a que se revelar su secreto, así que tan pronto fueron descubiertos, comenzaron a correr para buscar un nuevo escondite en el gimnasio. ¡No tardaron en hallar otro lugar para planear sus travesuras!

Cuando Billie está en casa con su familia, le encanta esconderse debajo de ciertos objetos y muebles, especialmente si tiene algo que aprecia, como un hueso o un calcetín sucio, señala Emily.

El hecho de que Billie y sus amigos cachorros se escondan juntos solo muestra cuánto se aprecian mutuamente. Y está claro que estos cachorros serán amigos de por vida.

¡Sorpresa! Estos traviesos ya son una pandilla adorable

¿Quieres compartir esta adorable travesura con tus amigos? ¡Entonces no lo pienses más y difunde la historia en tus redes sociales!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!