Hombres sin hogar se reencuentran con sus perros después de un mes de estar separados

Francois y Roger están más cerca de sus perros que de cualquier otra persona en sus vidas. Ambos carecen de hogar en Sudáfrica, pero aún encuentran formas de apoyar a sus amigos peludos, a veces incluso antes de cuidarse a sí mismos. Sus perros tienen mucha suerte y los hombres no pueden imaginar cómo sería la vida sin ellos.

Sin embargo, cuando comenzó la crisis del COVID-19, Francois y Roger fueron transportados a instalaciones de vivienda temporal. Lamentablemente, estos edificios no permitían perros. Ambos hombres lucharon por descubrir qué hacer con sus mascotas durante la pandemia.

Las mascotas de las personas en estado de indigencia, fueron llevadas a centros de cuidado en Sudáfrica

Afortunadamente, el Cabo de Buena Esperanza SPCA era consciente de las preocupaciones de la comunidad de personas sin hogar.

Decidieron ofrecer alojamiento temporal para sus perros durante este tiempo de encierro. Francois y Roger estaban agradecidos de que sus perros estuvieran en buenas manos, pero no tenían idea de cómo pasarían la cuarentena sin ellos.

Francois ansiaba volver a reunirse con su fiel compañero

Dragón ha sido un fiel compañero de Francois durante muchos años. A través de cada desafío en la vida, los dos permanecieron uno al lado del otro.

Aunque Francois tiene muy poco, hace todo lo posible para asegurarse de que Dragón se mantenga feliz y saludable.

Este fue el reencuentro entre Francois y Dragón

DRAGON & FRANCOIS REUNITEDIt was a happy tears moment when Francois and Dragon were reunited earlier today. It seems it was just too difficult for Francois, a member of our homeless community, to be without his loyal companion and so he found alternative accommodation in Maccassar where they can see the remainder of the lockdown through together. We were so touched by Francois' dedication to his best friend and so glad that we could be there for both of them when they needed us.

Publicada por Cape of Good Hope SPCA en Domingo, 19 de abril de 2020

Separarse durante la cuarentena fue extremadamente difícil tanto para Dragón como para Francois.

El hombre intentó afrontar la separación con valentía, pero no era sencillo tener que despedirse por un tiempo de uno de los seres que más ama en el mundo. Aunque sabía que su perro estaría bien, no era fácil el hasta luego.

Afortunadamente, estos hombres estaban por reunirse con sus mascotas. Incluso, esa reunión llegó antes de lo que esperaban.

Después de solo unos días, a Francois le resultó imposible pasar estos tiempos confusos sin su perro. Entonces, inmediatamente buscó otros alojamientos que le permitieran a Dragón quedarse con él. Por suerte para el hombre y para su mascota, pudo hacer que las cosas funcionaran.

Dragón fue feliz al reencontrarse con su amo

Después de 12 días al cuidado de la SPCA, Dragón se reunió con Francois. Dragón corrió directamente hacia su padre y exigió amor y caricias de inmediato. Después de todo, ¡tenían mucho tiempo de juego valioso para ponerse al día!

Fue demasiado difícil para Francois, un miembro de la comunidad de personas sin hogar, estar sin su fiel compañero, por lo que encontró un alojamiento alternativo en Maccassar, donde pueden pasar el resto del confinamiento juntos. La dedicación que profesa Francois a su mejor amigo es conmovedora.

Max y Roger también tuvieron la suerte de volver a encontrarse

MAX & ROGER HARRIS RE-UNTIED

HERE'S A VIDEO TO MAKE YOUR DAYRoger is another member of our homeless community who had no choice but to leave his best friend in the care of the COGH SPCA while he took refuge from the pandemic in one of The City's temporary housing facilities. Get your tissues ready and watch the reaction from Max when he finally realises it is Roger that has come to fetch him!. We are so touched by the bond that these two share and humbled by this display of unconditional love. There can be nothing truer in this world than the love of a dog!

Publicada por Cape of Good Hope SPCA en Jueves, 7 de mayo de 2020

Durante el aislamiento de la COVID-19, Roger y Max se encontraron en una situación similar. El SPCA ya conocía muy bien a la pareja porque Roger ya había traído a Max para tratamientos antes. Cada vez que veían a Roger y Max juntos, estaba claro que se adoraban.

Roger también tuvo un momento extremadamente difícil sin Max a su lado. Encontró otras opciones de residencia para reunirse con Max nuevamente después de un mes entero de no verse.

Al principio, Max no parecía reconocer a su padre porque Roger llevaba una máscara. Pero entonces, cuando escuchó la voz de Roger, se asustó y saltó a sus brazos. El dulce perro recibió todo el amor y los abrazos que se había perdido.

Ambos hombres estuvieron atrapados en situaciones difíciles durante el coronavirus, pero nunca se dieron por vencidos con sus perros. El SPCA fue muy amable al cuidar de Dragon y Max mientras sus padres estaban fuera. Ahora, Roger y Francois seguramente nunca dejarán que sus amados perros se vayan de su lado.

Roger pasó un tiempo muy duro distanciado de su amado Max

Comparte esta hermosa historia, porque la distancia nunca puede separar a los corazones que se aman.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!