Lo abandonaron por ser «demasiado viejo y gordo» ignorando que necesitaba atención médica

Muchos humanos pueden aprender el significado de la lealtad y de familia gracias a las anécdotas que hay detrás de algunos perros.

Lamentablemente, hemos leído demasiadas historias desgarradoras de perros que fueron abandonados y entregados por aquellas personas que conocen como “familia” por las razones más ridículas y mezquinas que puedas imaginar.

Con más de 50 kilos de peso, este perrito fue abandonado por su familia cuando más los necesitaba

En esta oportunidad le tocó el turno a Darwin, un perro cuyo corazón quedó destrozado después de que su supuesta familia lo dejó en el refugio por una razón absurda. Él es un Beagle de 8 años que fue abandonado porque era «DEMASIADO VIEJO y DEMASIADO OBESO», así dijeron sus dueños.

Darwin estuvo en el refugio Van Nuys en California durante un mes. Los perros mayores y obesos como él son difíciles de adoptar, por lo que corría el riesgo de ser sacrificado si se quedaba más tiempo.

Este pequeño testimonio nos demuestra lo mucho que se ha recuperado Darwin

Por fortuna, fue rescatado por Karma Rescue, una organización con sede en Los Ángeles. Cuando Darwin llegó al refugio, pesaba 40 kilos. Era obeso y su peso lo hacía parecer más viejo de lo que realmente es. Darwin tuvo un dueño, pero parecía como si hubiese sido descuidado toda su vida.

Cuando llegó al refugio, Darwin apenas podía caminar. Pesaba al menos el doble de lo que normalmente debería pesar un perro de su raza y edad. Darwin podría haber muerto por insuficiencia cardíaca o por otras complicaciones.

Este beagle es un perro dulce y amable, por lo que los voluntarios de Karma Rescue se preguntaban por qué lo habían descuidado tanto. Darwin obviamente no merecía ese tipo de trato, necesitaba amor y necesitaba ser atendido.

Cuando el veterinario revisó a Darwin, le diagnosticaron una enfermedad de la tiroides. Lo más probable es que sus dueños lo hubieran sobrealimentado y no se tomaran el tiempo para ejercitarlo.

Con ayuda y amor, Darwin se transformó en un perro sano

Le recetaron medicamentos para la tiroides y una dieta estricta. Y después de pasar semanas en el hospital veterinario, estaba listo para conocer a sus nuevos padres adoptivos.

El perrito fue llevado a un hogar de cuidado temporal, en el que fue introducido gradualmente al ejercicio y a otras actividades. Su peso en junio de 2015 era de 40 kilos. ¡Y ahora ha bajado a 17 kilos!

Desde su pérdida de peso, Darwin se ha vuelto más activo, más animado y tiene mucha energía. Le encanta pasear y le encanta nadar.

Por si esto fuese poco, también se graduó de Paws For Life, un programa de entrenamiento de perros que se realiza en los correccionales de Los Ángeles.

Allí aprendió habilidades de socialización y comandos básicos. También pudieron abordar sus problemas de ansiedad.

Darwin solía llorar, ladrar y aullar cuando lo dejaban solo y durante su tiempo con los reclusos, el perro fue entrenado lentamente para ayudarlo a desarrollar la confianza para relajarse cuando está solo.

Inteligente, amoroso y saludable, ahora Darwin tiene la vida que merece

¡Qué bueno que las personas indicadas llegaron a la vida de Darwin justo cuando las necesitaba! Si crees que todos merecen una segunda oportunidad, comparte esta historia.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!