Mujer frena en seco para rescatar a un pequeño en apuros atrapado en una carretera

¿Qué harías para salvar la vida de un animal indefenso en medio de una vía muy transitada? Joana conducía a casa cuando notó algo muy singular en una de las defensas de la autopista.

En ella, una criaturita estaba en verdaderos apuros y esperaba que alguien se detuviera y lo salvara.

Pronto Joana se dio cuenta de que el animalito tenía problemas para caminar

Joana dejó su auto y corrió a ayudar al animalito asustado. Fue entonces cuando se dio cuenta de que se trataba de un gato que estaba en malas condiciones. Ella trató de hablar suave y gentilmente mientras convencía al gatito para que la siguiera.

Joana confiesa que solo estaba pensando “Por favor, sé amigable”, porque no tenía una trampa, no tenía una jaula, ni siquiera tenía una manta para poder envolverlo.

Lo llamó y él vino a ella de la forma más dócil y amorosa posible, lo tomó entre sus brazos y solo sintió huesos y piel. El pobre estaba desnutrido.

Fue directamente a su auto y una vez a salvo tuvo tiempo de revisarlo con un poco más de detenimiento. Vio que tenía mucha sarna. estaba muy flaco y débil. Ella lo llevó a casa, lo alimentó y lo nombró Basil.

Joana se atrevió a todo con tal de salvar la vida a este chiquillo, mira el video de su historia

Woman Stops Car To Save This Tiny Kitten

This tiny kitten was waiting by the highway for someone to stop and save him 💛

Publicada por The Dodo en Lunes, 23 de marzo de 2020

La primera semana fue un poco difícil para Basil. El gatito tomó muchos baños medicinales para que su sarna mejorara.

Joana le dio muchos tratamientos de aceite de coco también, así que en una semana, todo estaba cambiando en la vida de este pequeño.

Una vez en el auto vio cuán avanzada estaba su sarna. Él de inmediato se echó en sus piernas, aliviado y agradecido

Después de dos semanas, él era un gato completamente diferente. Cuando Joana lo encontró, pesaba solo 2 kilos, un peso deplorable para un gatito adulto, pero ahora está mucho, mucho mejor. Basil ganó en solo algunos días 5 kilos, lo que está muy bien para su tamaño y edad.

Basil ahora disfruta de su vida con su madre adoptiva. Estaba esperando a que alguien lo amara y le proporcionara el hogar que se merece y es evidente que lo ha encontrado.

¡Joana está muy feliz de ver los progresos de este maravilloso gato a su lado!

Joana está convencida de que haría esto nuevamente, así que continuará ayudando a otros animales, porque ha comprendido que cada pequeña cosa que puedas hacer para salvar una vida, bien vale el esfuerzo.

Con amor y cuidados, Basel no tardó en mostrar su verdadera personalidad y belleza

Para ella lo más gratificante es ver a Basil en un hogar seguro y feliz, por lo que estamos seguros de que tú ayudarás a Joana con su bonita labor, difundiendo entre tus contactos esta noticia.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!