Un héroe destroza la ventana de un vehículo para salvar a tres perros a punto de morir

La ola de calor que atraviesa Gran Bretaña ya cobró la vida de tres mascotas en hechos aislados que ocurrieron en el sudeste y las Midlands. Esta vez el nuevo incidente se produjo en Bristol y contó con la actuación de unos obreros que hicieron su buena acción del día.

Lisa Eastman se encontraba trabajando en la calle de los acontecimientos cuando observó que un hombre dejaba a sus tres perros en el interior de la maleta de su automóvil.

Debido a la ola de calor, Lisa de inmediato se preocupó por las mascotas y le preguntó a su propietario si estaba seguro de lo que estaba haciendo, a lo que el sujeto contestó que sólo tardaría unos minutos y que les había dado a beber suficiente agua.

Lisa no se confió de las palabras del sujeto y aprovechó la oportunidad de echarle un vistazo a los perros cada vez que pudo, en vista de que se encontraba trabajando en los alrededores.

El tiempo comenzó a transcurrir y los transeúntes empezaron a preocuparse por la salud de las mascotas, que ya daban algunos síntomas de sofocamiento.

Decidieron tomar medidas un poco más drásticas y llamaron al 999, además de comunicarse con la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals, conocida por las siglas RSPCA.

El oficial Patrick Quinn acudió al lugar de los hechos, instando a los ciudadanos a mantener la calma y esperar el regreso de los dueños de las mascotas.

Al ver que los minutos transcurrían y el oficial de policía se negaba a actuar, uno de los compañeros de Lisa decidió romper con su martillo la ventana delantera del vehículo.

Una vez roto el cristal, Lisa abrió las puertas del automóvil, para permitir que un poco de aire fresco entrara en la cabina, sumamente caliente.

“Los perros mueren en autos calientes. Usted ha sido denunciado a la policía”

BRISTOL

Cuando los propietarios del vehículo regresaron, tuvieron que enfrentar los gritos indignados de los transeúntes, que les reprocharon la crueldad de haber expuesto a las mascotas a un riesgo semejante.

Uno de ellos aseguró que los perros estaban echados sobre una manta con hielo, pero a juzgar por la debilidad de los animales, hay motivos para ponerlo en duda.

BRISTOL

El incidente de Bristol ocurrió el día más caluroso del año en Gran Bretaña, donde no habían experimentado temperaturas tan altas desde el verano del año 1976.

Tras anunciar la muerte de tres mascotas por las elevadas temperaturas, la RSPCA instó a las personas a no mostrar tolerancia ante casos de mascotas encerradas en el interior de los vehículos.

Está comprobado que los animales que se exponen al calor dentro de la cabina cerrada de un automóvil, pueden morir de sofocamiento en cuestión de minutos, en especial cuando las temperaturas rondan los 39 grados.

BRISTOL

Dailymail

Por fortuna para estos tres perros, el incidente finalizó sin nada que lamentar. Es probable que la acción de los ciudadanos en defensa del bienestar de los animales, sirva de reflexión no sólo a sus propietarios, sino también a otros dueños de mascotas que a veces actúan con imprudencia.

Sigue el consejo de la RSPCA y no permitas que otras personas expongan la salud de sus mascotas de esta manera. ¡Comparte esta noticia!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!