Perrita salva a una gata que fue dejada por sus dueños para morir dentro de una hielera cerrada

Los rescatistas y organizaciones dedicadas a ayudar a los animales deben enfrentarse con todo tipo de situaciones en su día a día.

Se ha hecho un enorme trabajo durante los últimos años para concientizar sobre las penurias que los perros y gatitos enfrentan en las calles.

Cuando una familia no cuenta con los medios suficientes para cuidar a su mascota, es preferible que lo entreguen en un refugio o una fundación para darle una verdadera oportunidad de seguir adelante.

Por desgracia, hay quienes se deshacen de los peluditos de la peor manera posible.

Hace unas semanas, una gatita demostró que estaba dispuesta a luchar por su vida. Sus antiguos dueños la encerraron en una hielera y la dejaron a pocos pasos de la fundación Fearless Kitty Rescue.

Cualquiera pensaría que querían entregar a la gatita por algún motivo pero lo hicieron de una manera en la que la pobre tenía muy pocas probabilidades de sobrevivir. La hielera estaba completamente cerrada y por si esto fuese poco la habían guardado a su vez en una bolsa de basura.

«Estamos trabajando con la policía para llegar al fondo de este incidente”, dijo el portavoz de la Fundación.

Por fortuna, contó con la ayuda de una hermosa perrita Husky. Koda y su dueña salieron a dar su paseo matutino y la peluda se sintió muy atraída hacia la hielera.

Comenzó a olfatearla con mucha precaución y su reacción al acercarse allí fue tan alarmante que la joven no tardó en comprender que algo extraño estaba sucediendo. La dueña de Koda decidió dar un vistazo al contenido de la hielera y quedó en shock.

“No sabemos cuánto tiempo más habría logrado resistir la gatita sin la ayuda de Koda”, dijo un portavoz de la Fundación.

Adentro estaba la hermosa gatita a punto de asfixiarse. La joven contactó a los rescatistas y de inmediato trasladaron a la minina al Hospital Veterinario El Dorado. Allí comprobaron con alivio que la pequeña lograría sobrevivir.

Tenía una condición de salud preexistente pero de alguna manera se las ingenió para sobrevivir durante horas en aquella hielera. Decidieron llamarle Juliane que en la cultura danesa significa Valiente.

“No podemos agradecer suficiente a Koda y a su dueña por todos sus esfuerzos a la hora de salvar a Juliane”, dijo un portavoz de la Fundación.

La hermosa Juliane demostró que además es una gatita muy simpática. Adora ronronear y le encanta ser el centro de atención. En un par de semanas se encontrará mucho más fuerte y estará lista para ser dada en adopción. Es un alivio saber que Koda llegó justo a tiempo para salvar a la gatita de un terrible destino.

Une tu voz y comparte esta nota para exigir que se tomen serias medidas en contra de las personas capaces de dejar a un animalito así. Es un verdadero milagro que Juliane lograse sobrevivir.