El perrito rescatado en la basura que no se acercaba a nadie finalmente encuentra una familia

La ternura que un perrito es capaz de dar no tiene límites, les encanta corretear y jugar persiguiendo cualquier cosa que se mueva. Merecen estar tranquilos y seguros, rebosado de afecto y con todo lo que necesita un animal para ser feliz.

Este perrito no conocía otra cosa distinta al basurero donde nació

Perrito

Pero la realidad muestra que muchos perros están lejos de eso, un gran número de animales pasan dificultades en la calle en lugar de vivir bajo un techo con gente que los valore y proteja.

Son muchas las cosas que están en su contra como la intemperie y escasez de alimentos, sin contar la facilidad de contraer cualquier tipo de enfermedad.

Es el caso de un cachorrito en Mar del Plata, Argentina, la noticia se conoció por la publicación en las redes sociales de un usuario de nombre Danu Colombo. El perrito había nacido en un basurero, para él no había nada más después de eso.

Y un día, cuando ya tenía cuatro meses de edad, fue encontrado junto a su hermana; fue entonces que su vida por fin comenzó a cambiar.

“Cada vez que leo una historia como esta se me parte el corazón en mil pedazos.

Estos seres son los más nobles del mundo, solamente esperan amor. Sé que existen algunos nobles corazones que están dispuestos a dárselo”, dijo una amorosa usuaria.

La madre era una perra salvaje y de su unión perruna con un galgo nacieron los cachorritos. La mamá se esforzaba con cuidar a sus crías como podía, nada fácil debido a las duras condiciones en que se encontraba.

La suerte llegó al lugar, un grupo de personas los vieron y rescataron al animal y a su hermana.

Palito, como llamaron al cachorro, no se relacionaba con nadie

La vida aislada entre desperdicios causó mellas en el carácter del peludo, mostraba temor a las personas y cuando se le acercaban se alejaba, no permitía ninguna interacción.

A pesar de ser tan poco sociable, se desprendía de él mucha inocencia y entusiasmo.

Le pusieron “Palito” a causa de su peculiar delgadez y las personas que lo salvaron no estaban dispuestas a dejarlo solo nunca más, lo llevaron consigo.

Los rescatistas tuvieron paciencia, lo colmaron de atenciones y cuidados. Poco a poco, todo eso dio sus frutos, empezaron a conocer otro lado de la vida que para ellos era totalmente nueva y parecía gustarles mucho.

“Gracias por rescatarlo y ayudarlo, ojalá encuentre pronto una buena familia que le de cariño y lo cuiden bien”, agregó otro empático internauta.

Cada vez se les veía más alegres y traviesos. La hermana de Palito corrió con la suerte de ser adoptada primero, su rescatista cree que fue así por su apariencia esponjosa, y allí quedó el perrito.

No pierde la esperanza, sigue con sus cuidadores esperando que un humano se dé cuenta de lo increíble que será tenerlo y de todo el amor que tiene para brindar.

La hermana fue adoptada primero y él sigue optimista esperando alguien que lo ame pese a ser demasiado escuálido

Cada vez se hace más fuerte y es un saco de monerías. De seguro con él nadie se aburrirá, siempre anda haciendo travesuras, parece no cansarse nunca. Jamás nadie se hubiese imaginado donde había nacido y todo lo que le había tocado pasar.

Danu Colombo ha puesto su cuenta de Facebook a la orden para que cualquier persona pueda adoptarlo. Debemos recordar siempre que con cada lanudo que se rescata y es llevado a un hogar, es una vida perruna que salvamos de la penuria de vivir en la calle.

La historia de Palito es de motivación y superación


Cada vez son más las personas interesadas en darle un hogar y Palito. Pero, afortunadamente, y gracias a todo el apoyo brindado en las redes sociales, finalmente tiene un hogar.

Ahora vivirá con Adriana Donzelli, una mujer activista de los derechos de los animales y de las personas que lo llenará de amor infinito.

No cabe duda, siempre la primera opción para tener una mascota debe ser adoptar a un animalito. Así ganas un amigo fiel para toda la vida, y con toda seguridad, nunca te arrepentirás.