Captan a un perro solidario regalándole su comida al gatito callejero que encontró en el patio

Para nadie es un secreto la estrecha línea de cordialidad que marca las relaciones entre algunas especies, pero un perro ha demostrado que esa creencia de que ellos no se la llevan con los gatos es solo un cliché.

Seguro muchos alegan que los canes y los felinos no pueden ser amigos pero existen excepciones en las que la convivencia diaria los hace convertirse en los mejores compañeros. Mientras que en otros casos, como el de esta historia, la solidaridad brota de las criaturas y nos invita a apostar por las buenas acciones. 

Eso lo dejó claro el perro que decidió ayudar a un gato desconocido.Perro

“Haz el bien sin mirar a quien”, parece ser la filosofía de vida de un peludito bastante generoso que se ha ganado todos los aplausos en las redes por su hermoso gesto de solidaridad interespecie. 

En un vídeo viral que fue filmado en Shandong, China, aparece el pequeño peludo en un momento algo tenso entre él y un felino al que nunca antes había visto en su comunidad.

Estos pequeños protagonizaron la historia más emotiva.

En la grabación aparece el perrito llamado Pudding con algo de temor ante el invasor. Éste no estaba seguro si debería acercarse y mientras, el gato también se mostró atento a cada movimiento. Probablemente, también temía por lo que el can pudiese hacerle, pero sus intenciones no eran para nada negativas.

El perro aparece con un bolo de pan y carne en la boca y tras algunos movimientos tímidos lo deja caer frente al gato como ofrenda de paz.

Pudding solo quería alimentarlo.

El felino se ve delgado, así que su apariencia indefensa y en apuros conmovió al mejor amigo del hombre. El perro no dudó en darle su alimento a quien lo necesitaba mucho más que él y su gesto impresionó al extremo a su dueña.

«Estaba trabajando en la planta baja ese día cuando escuché a nuestro perro ladrar en lo alto de los escalones. Cuando miré, lo vi yendo a su perrera a buscar su bollo de carne, luego volvió a ladrar», dijo la Señora Fu, dueña de Pudding.

¡Bravo por tan hermoso gesto de solidaridad, chico bueno!

Apenas nuestro generoso perro suelta el bollo, el gato salta sobre la pieza y la toma con su boca. El felino entendió la seña, pero no hay tiempo para cordialidades y con rapidez brinca sobre el trozo para después huir.

«El gato estaba asustado y no quería bajar los escalones, así que nuestro perro se apartó y mantuvo la distancia, permitiendo que el gato se acercara».

El perrito solo observa la huida de su nuevo amigo desconocido y aunque no hubo maullido de agradecimiento, parece muy feliz de haber hecho lo correcto. Su dueña confiesa haber pensado que el can haría algo malo. 

«Pensé que el perro intentaría atrapar al gato o pelear con él cuando mordiera el bollo. No tenía idea de que lo que capturé con la cámara realmente estaba sucediendo».

Este es el conmovedor momento:

Por increíble que parezca, en el breve vídeo queda registrado uno de los actos de solidaridad más inusuales, pero a su vez encantadores. Un perro se desprendió de su comida para dársela a un gato, si alguien pensaba que estas especies eran enemigas, pues ya pueden descartarlo

La verdad, este can nos ha dado a todos una gran lección: para ayudar no importa la especie, credo, edad, sólo la intención firme de hacerlo.

Que a este perrito nunca le falte el pan y sus dueños valoren a la gran criatura que tienen. No todas las mascotas son capaces de hacer esto, ni siquiera por sus conocidos.