Se convierte en el miembro más amoroso de la familia que lo salvó de morir de hambre abandonado

Janet conoció a Tim cuando fue a hacer una donación a su refugio de animales local y lo que vio le rompió el corazón. Ella estaba allí para donar algunas mantas para que las mascotas pudieran dormir abrigadas y cómodas, pero jamás imaginó que este noble gesto cambiaría su vida para siempre.

Durante su visita, ella estuvo conversando con el encargado del refugio. En ese momento recordaron que Janet había trabajado por años en la industria de las mascotas y que además se había desempeñado muy bien como entrenadora de perros.

Tim estaba en lamentables condiciones cuando a Janet le propusieron adoptarlo

En ese momento el encargado del refugio le propuso a Janet conocer a una mascota muy especial. Le preguntó si estaría interesada en adoptar a un perro y además añadió que era uno de los casos de negligencia más lamentables que él había visto.

Janet acababa de perder a su perro, así que no estaba lista para recibir en casa a otra mascota. El encargado del refugio le mostró una foto de Tim y el corazón de Janet se hizo pedazos.

Pronto este perro se volvió fuerte, saludable y feliz

Reconsideró aquella teoría sobre si estaba lista para tener o no a un nuevo perro en casa y en ese preciso instante supo que no podía negarse al ofrecimiento de llevar a Tim al hogar indicado.

Fue la mejor decisión que esta mujer ha tomado en su vida, pues ahora este perro es su amigo inseparable.

La capacidad de amar de Tim y la forma como se ha adaptado a la familia de Janet ha sido verdaderamente sorprendente. Es el mejor amigo y el guardián de sus dos nietos. Ahora este perro, que tuvo un comienzo difícil, tiene una vida feliz, en la que se relaciona con las cosas de un modo muy singular.

Janet ha usado sus atributos como entrenadora de perros para hacer de Tim un animal sumamente educado e inteligente. No solo es un grandulón con un enorme corazón y mucho amor para dar, también está preparado para atender a todas las instrucciones de su familia.

La enorme propiedad de Janet ha servido para que Tim disfrute del aire libre, pero también para que el perro pueda jugar a sus anchas con los nietos de su nueva madre adoptiva. Pero pasar un buen rato con la familia, no son las únicas ocupaciones de esta mascota excepcional.

Janet le está enseñando a detenerse, caer y gatear hasta la puerta más cercana cuando ella le da la orden de “Fuego”. Su intención es llevar a Tim a las escuelas locales a enseñar a los niños algunas estrategias de seguridad en caso de emergencias e incendios. ¡Los pequeños lo aman y Tim a ellos!

Este gigante gentil, como lo llama Janet de cariño, ha tenido una segunda oportunidad formidable en la vida. Fue una bendición que la vida de ambos se cruzara justo en el momento preciso, ¿no lo crees?

Ahora Tim es uno de los miembros más queridos de esta familia

Si te sorprende la transformación de Tim y lo mucho que ha mejorado su vida, celébralo compartiendo su historia en las redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!