Su gato regresa a casa tras días ausente con una nota en su collar que revela su doble vida

Nuestros amigos los animales son seres muy especiales y ocurrentes. Héctor Morales es el dueño de Nilo, un adorable gatito que adoptó cuando era muy pequeño y vivía en la calle, y desde entonces le ha proporcionado un hogar lleno de amor.

No pasó mucho tiempo para que Héctor descubriera la enorme pasión de su mascota por las aventuras al aire libre.

Al principio Nilo salía cerca de casa por lo que su padre accedió a darle a su gato la libertad que tanto le hacía feliz.

Nilo siempre regresaba después de sus aventuras callejeras, sin embargo, a medida que fue creciendo se volvió más audaz.

Héctor comenzó a preocuparse por la seguridad de Nilo, quien había empezado a pernoctar fuera de casa incluso durante varios días, inicialmente pensó que su gato estuviera perdido y desesperado en algún lugar.

Tras pasar días fuera de casa Nilo regresaba como si nada malo hubiese pasado, y realmente para él era así.

«Regresa a casa como si nunca hubiera salido. Vuelve muy tranquilo y más gordo también», dijo Héctor.

Era evidente que algo estaba pasando, hasta que su padre descubrió de qué se trataba cuando regresó tras varios días con algo diferente.

Para sorpresa de todos, este gato tenía una nota adherida a su collar.

«Fue irreal», dijo Héctor.

Resultó que este gato no era tan aventurero después de todo, sino que había estado llevando una doble vida e incluso tenía otro nombre.

«Somos la otra familia de “Angelo'», decía la nota. Cuando no está en tu casa, está en la nuestra», decía la nota adjunta en el collar de Nilo.

Héctor reconoció que la situación lo conmocionó hasta sentirse un poco traicionado porque Nilo lo había estado engañando, pero ese sentimiento pasó rápidamente.

«Cuando lo pensé bien estaba agradecido de que otra familia se preocupara por él e incluso le había dado un nombre», dijo Héctor.

Después de unos días de este incidente, Nilo estaba listo para salir nuevamente, y su padre decidió escribir una nota a la otra familia de su gato.

«¿Me puedes dar tu número?, podríamos usarlo para informarnos si el otro está de vacaciones. PD: Nilo comió atún antes de irse”, escribió Héctor.

Las segundas cenas secretas de Nilo, o más bien Angelo, pronto resultaron ser cosas del pasado y aunque el afecto de su segunda familia continuará ya no será a escondidas.

«Los gatos deciden a quién amar, y si nosotros los amamos, no podemos negarles eso», agregó Héctor.

¿Qué opinas de la historia de Nilo? Compártela y dejamos saber tu comentario sobre las aventuras de este adorable gatito.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!