Una silla de playa acaba estrangulando a una inocente tortuga marina en las costas de Alabama

En todo momento los organismos pertinentes se han encargado de alertar a la población acerca de las repercusiones que tienen en el medio ambiente las acciones irresponsables.

Hace pocos días, una conmovedora noticia que atentó contra la vida de una tortuga marina en peligro de extinción, abrió de nuevo el debate sobre los desechos que llegan al mar y de qué forma nos perjudican.

Tortuga Alabama

Integrantes del grupo conservacionista Fort Morgan Share The Beach, encontraron al animal muerto en una playa de Alabama y al ver cuál había sido la causa de su muerte, la indignación fue mayor: la totuga murió estrangulada por una cuerda de una silla de playa.

La silla, que tiene en su respaldo el logo de la Universidad de Alabama, debe haber caído a las aguas hace mucho, a juzgar por su estado de deterioro. La lona del mueble se hizo tiras debido a la erosión de las aguas del mar y uno de esos retazos se enredó en el cuello del quelonio, aferrándose muy fuerte y provocando su muerte.

Tortuga Alabama

El animal debe haber tenido una larga agonía, arrastrando consigo el peso de aquel objeto, que cada vez lo asfixiaba más y más.

La imagen de la tortuga en la playa fue lamentable, pues el quelonio yacía en la arena, con el vientre hacia arriba, y el cuello extendido.

Tortuga Alabama

Los encargados de recoger al animal recompusieron la escena, colocando a la tortuga muerta en su posición normal y, junto a ella, la silla extendida, para que las personas pudieran entender el verdadero motivo de su muerte. En la fotografía se percibe el cuello ensangrentado del animal.

La tortuga fue hallada en la playa del Refugio Nacional de Vida Silvestre Bon Secour en Fort Morgan, Alabama. Inmediatamente los encargados de documentar el hecho compartieron la imagen en la cuenta de Facebook de la organización, acompañada de un discurso aleccionador:

“Esto nos enoja tanto. ¿Cuántos cientos de veces tenemos que pedirle a la gente que recoja sus cosas? Debería ser decencia común”.

Los voluntarios de Fort Morgan Share The Beach usan a menudo la frase “Deja sólo huellas, no dejes rastro”, para tratar de aleccionar a la población acerca de la importancia de mantener las playas limpias y colaborar en la preservación y limpieza de los escenarios naturales.

Tortuga Alabama

Dailymail

La tortuga marina de Kemp’s Ridley, especie a la que pertenecía el animal muerto, se encuentra en peligro de extinción desde el año 1970, precisamente por las repercusiones que tienen sobre estos quelonios las actividades humanas, asociadas no sólo a la contaminación, también a la caza indiscriminada y el comercio de sus huevos.

Si te indigna esta noticia tanto como a nosotros, compártela en tus redes sociales y promueve el valor de una conducta responsable con nuestro medio ambiente.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!