Una gatita ayuda a sanar a su hermanito después de que fueron encontrados en la basura

Wally y Eve fueron encontrados dentro de una bolsa de basura al borde de un camino. Con mucha suerte lograron mantenerse vivos hasta que llegó un poco de ayuda.

A mediados de junio, una vecina de Indiana descubrió tres gatitos dentro de una bolsa de basura, maullando en busca de ayuda. Estaban en mal estado, cubiertos de suciedad.

Wally, considerablemente más pequeño y frágil que Eve, se apoyó en ella a cada momento

Ella los llevó rápidamente a la Sociedad Protectora de Animales del Condado de Whitley, pero, lamentablemente, uno de los gatitos perdió la vida. Los otros dos hermanitos restantes estaban demasiado delgados y necesitaban mucha ayuda.

Barb, una voluntaria adoptiva fue lo antes posible a hacerse cargo de los hermanitos. Wally se veía demasiado mal y el veterinario que los atendió, le comentó a la joven que no tenía demasiadas esperanzas.

Los gatitos tenían graves quemaduras de amonio en su cuerpo debido a los desechos

El gatito, al igual que su hermano, estaba hambriento, ronco de tanto llorar y tenía quemaduras en las patitas y en la barriga, debido a la descomposición de los desperdicios que estaban dentro de la basura donde habían sido lanzados.

Wally comenzó a acurrucarse en los brazos de Eve y ella no tardaba ni un segundo en apoyarlo con amor para animarlo. Una vez que los pequeños recibieron todas las medicinas necesarias, Barb comenzó con una jornada de alimentación cada dos horas.

Mira cómo este par de luchadores lograron sobrevivir

Al principio tuvo que alimentar a Wally con un tubo especial, porque no tenía fuerzas para beber del biberón. Al día siguiente, el gatito recibió un poco de comida húmeda de una cuchara.

Barb está convencida de que Eve es la única responsable de que Wally siga con vida. De no haberlo animado como lo hizo, el gatito de seguro estaría muerto. Ella le dio a su hermanito las fuerzas para seguir.

Wally además es un gatito polidáctil travieso y hermoso

Ambos tenían las patitas tan débiles que no podían caminar y necesitaron de una terapia de masaje para fortalecer sus músculos. Lentamente el pequeño Wally comenzó a verse y actuar más como un gatito. Ganó mucho peso y fuerza en solo tres días.

El dulce gatito sorprendió a sus padres adoptivos con su voluntad de vivir. Empezó a caminar e incluso a correr con su hermana.

Eve y su hermano ahora tienen una mirada brillante. Están sanos y felices

«Sus ojos solían ser tan tristes, pero ahora están brillantes. Están ganando peso y sus maullidos ya no son roncos, sino felices», dijo Barb a Love Meow.

Wally y Eve han sido su mayor apoyo: se buscan mutuamente para sentirse cómodos y se abrazan cuando no están jugando. Son completamente inseparables.

Wally logró sobrevivir gracias al amor de su hermanita

Si te conmovió la historia de estos hermanitos, no dejes de compartirla en tus redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!