Un gatito de un día de nacido logra vencer las adversidades y se convierte en sobreviviente

Melinda Blain, una voluntaria de Arizona, se unió a un grupo de rescate que fue alertado acerca de unos gatitos que habían sido descubiertos por unos trabajadores cuando realizaban su labor.

Cuando llegaron al lugar indicado, lo que descubrieron fue desgarrador: había toda una comunidad de gatos en riesgo, con animalitos que tenían desde un día de nacidos, hasta gatos de más de 15 años de edad.

Fleurette fue la única superviviente de una camada de 5 gatitos

La prioridad fue salvar la vida de los más pequeños: la camada era de cinco gatitos, pero 2 de ellos ya estaban muertos. Los otros 3, en estado crítico, fueron llevados de inmediato al veterinario.

El único macho tuvo que se sacrificado, pues sufría enormemente y ya no tenía esperanzas y una de las dos hembras que quedaban, falleció en el transcurso de la noche.

Los primeros días fueron determinantes para esta chiquilla

La única sobreviviente se aferró a la vida lo mejor que pudo, dando muestras de tener un apetito realmente voraz. Melinda le puso por nombre Fleurette y no pasó mucho tiempo para que esta pequeña calico se robara su corazón.

Melinda, que al comienzo estaba optimista sobre el futuro de Fleurette, recibió una mala noticia al día siguiente: la pequeñita se negaba a comer y la rescatista comenzó a preocuparse por su supervivencia.

Pronto la pequeña Fleurette comenzó a recobrar el apetito

Fleurette tenía una diarrea bastante severa, por lo que Melinda tuvo que preocuparse, entre otras cosas, por su aseo. No fue sencillo mantenerla bien limpia y correctamente alimentada, además de suministrarle la medicina necesaria, pero esta voluntaria lo logró.

La pequeña gatita fue puesta en una incubadora, para garantizar que estuviera bien y que pudiera crecer cada vez más fuerte. Fue entonces cuando pasados los días más críticos, Fleurette prometía quedarse entre nosotros, con mucha fuerza y curiosidad.

Mira en este video a la tierna y diminuta Fleurette

Just some tiny mouse snugs. (Volume up for Fleurette’s noisy purr motor) I swear this girl would live on my lap or on top of my body if I let her. When I’m in the kitten room, I have to sit out of reach otherwise she never leaves my lap. #lapcat #times1000 #loveher #tinymouse #purr #shoulderparrot #fosterkitten #kitten #calico #calicokitten #fosterkittensofinstagram #kittensofinstagram #babycat #fosteringsaveslives

Publiée par Foster Mama Melinda sur Lundi 1 juillet 2019

Tras una primera semana de vida decisiva, la chiquitita llegó a sus 14 días de nacida gordita y llena de vitalidad.

Poco a poco Melinda se encargó de que Fleurette socializara con otros gatitos pequeños que tenía en casa y los resultados de la convivencia fueron formidables.

Empezó a hacerse fuerte y pudo salir de la incubadora

Fuera de su incubadora, Fleurette comenzó a socializar con Coraline, el gato de Melinda. Además, empezó a recibir sus sesiones de caricias y amor luego de cada comida, algo necesario para garantizar que la pequeñita se acostumbrara al contacto de los humanos.

Aunque ya no necesitaba de la incubadora para vivir, la traviesa Fleurette insitía en dormir en ella, así que Melinda no puso objeciones. Puede que la gatita aún estuviera pequeña y falta de peso para un gato de su edad, pero había algo que era indiscutible: ella estaba completamente sana.

La diminuta Fleurette comenzó a socializar con los otros gatitos que estaban al cuidado de Melinda

Pronto Fleurette se hizo muy buena amiga de otro pequeñito: Teddy. Ambos se querían enormemente y se habían ayudado mucho.

Ella lo había apoyado a él para vencer su timidez, mientras que el otro la había enseñado a socializar.

Teddy y Fleurette se hicieron amigos inseparables

Entonces Melinda tomó una difícil decisión: no daría en adopción a uno sin el otro. Estos dos debían irse juntos a su nuevo hogar a como diera lugar.

Cuando Fleurette y Teddy estuvieron listos para ir a su hogar definitivo, surgió una mamá maravillosa que estaba completamente de acuerdo con mantener a estos dos hermanitos juntos, por lo que podían seguir juntos y felices por siempre.

Esta chiquilla aún tiene muchas aventuras por delante para vivir

Esta hermosa historia merece ser compartida, ¿no lo crees? Fleurette y Teddy son un ejemplo de lucha, amor y amistad.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!