Un perrito callejero le entrega un «regalo» a la mujer que lo alimenta todos los días

Muchas personas en el mundo hacen cosas formidables para ayudar a los animales de las calles que fueron abandonados y están en malas condiciones.

Algunas de ellas no cuentan quizás, con los mejores recursos, pero son incapaces de hacerse los indiferentes ante un perro hambriento o en problemas.

Aquí está el noble de Tua Plu con uno de sus presentes

Orawan Kaewla-iat, de Tailandia, es una de esas personas excepcionales. Ella tiene solo lo necesario para vivir, pero su condición no le ha impedido dar de comer a los perros de las calles. Ella no recibe nada a cambio de su acción humana y desinteresada.

Orawan está convencida de que no existe dinero en el mundo que pueda pagar lo que ella siente al ayudar a estos pobres animalitos, y gestos como los de Tua Plu, uno de los perritos a los que ayuda, ya hacen la diferencia.

A diferencia de otros perros que reciben alimento de Orawan, Tua Plu no solo va a la casa de la mujer a recibir su ración de comida. No.

Cada día el perro lleva en su hocico un obsequio. Lo deja como muestra de su gratitud y luego come, apaciblemente.

Si no lo crees, míralo tú mismo y prepárate para conmoverte

Orawan ha demostrado con un video el hermoso gesto de Tua Plu. Las cosas que el perrito suele ofrecerle son bellas y simbólicas: una flor, una ramita, hojas o a veces hasta un trozo de papel. A ella no le importa el objeto en sí mismo, su sola simbología ya es conmovedora.

La mujer no solo alimenta a Tua Plu, también da de comer a su madre. Junto con ellos, se benefician otros cachorros de los alrededores del hogar de Orawan. Aunque todos demuestran de un modo u otro su agradecimiento y afecto, ninguno es tan especial como el buen Tua.

Orawan alimenta a Tua Plu y a su madre, además de a otros cachorros

En el video podemos ver cómo el perrito lleva una rama en su boca y menea su cola con una gran emoción al encontrarse con Orawan. Al recibir el cuenco de comida, deja caer su obsequio y se dispone a comer con mucha tranquilidad.

Como puedes ver, los cuidados de Orawan, aunque sencillos y humildes, han hecho la diferencia en la vida de Tua Plu.

Es un perro de las calles, pero se ve saludable y definitivamente bien alimentado. Muchas otras mascotas, aún teniendo dueños, quisieran decir lo mismo.

No hay acciones pequeñas, dicen por ahí y el gesto de Orawan es enorme, en proporción a sus condiciones y al cariño que pone cada vez que puede brindar afecto y ayuda a los animales que deambulan por las calles de su comunidad en Tailandia.

Este perrito agradecido ha conmovido a miles con su nobleza

Si te sorprendió la gentileza de este perrito, no dudes en compartir su historia.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!