Una pareja de pingüinos homosexuales roba un huevo para cumplir su sueño de ser padres

Una pareja de pingüinos ha sorprendido a los científicos después del acto extremo que realizaron sólo para cumplir con su deseo de ser padres. Se trata de dos machos, por lo que se considera que se trata de una pareja homosexual. Se los vio robando un huevo de otra pareja para criarlo como si fuera suyo.

Los pingüinos de El Cabo o africanos (Spheniscus demersus) habitan en el zoológico DierenPark Amersfoort, en la provincia holandesa de Utrecht.

«La pareja gay cuida muy bien el huevo y se turna para mantenerlo caliente”, ha explicado Marc Belt, el cuidador de los pingüinos en el zoológico. «La homosexualidad es bastante común en los pingüinos, pero lo que hace que esta pareja sea peculiar es que se han apoderado ellos mismos de un huevo”.

Al parecer, el robo se cometió durante un “momento sin vigilancia”. Pero lo que para los humanos habría sido un auténtico escándalo, la pareja heterosexual que se quedó sin su huevo lo resolvió poniendo otro.

En el zoológico ya se ha dado la bienvenida al primer polluelo pingüino de la temporada, ya que es época de cría. Y ahora sólo esperan que el huevo robado también eclosione, pero aún no están seguros de que esté realmente fertilizado.

El hecho fue compartido por los cuidadores de nuestros amigos de esmoquin, en las redes sociales. Y a partir de ahí acumulan miles de fans, a pesar de que el robo de una cría a otros padres no esté muy bien visto que digamos.

Cientos de personas aplauden la iniciativa y la valentía de la pareja de pingüinos que venciendo los obstáculos fueron hasta el final logrando detectar el momento de descuido exacto de los padres, para cometer su fechoría.

Las relaciones entre pingüinos del mismo sexo son comunes en la naturaleza. Un estudio reveló que el cortejo de machos a otros machos se dio en 15 de 53 parejas de pingüinos estudiadas.

Además, compartían las tareas de cuidado y alimentación de sus crías.

En el cautiverio se han dado varios casos de pingüinos del mismo sexo que cuidan de un huevo y crían un polluelo. Y en todos esos casos eran sus cuidadores los que decidían quitar un huevo de una pareja que tenía varios o uno que la madre hubiera abandonado para dárselo a una pareja formada por dos machos.

Así como sucedió con Skipper y Ping, en el zoológico de Berlín o el de la pareja de pingüinos gay del zoológico de Odosne, que hicieron lo mismo. Lo que no es habitual es observar a dos pingüinos machos robando ellos mismos el huevo para criarlo como propio.

Aunque nos entristece que estos animalitos se encuentren en cautiverio, por lo menos sabemos que están en un lugar que es reconocido por la abnegación y el respeto de los cuidadores por todos los animales. Y esta pareja realmente sorprende con su gran gesto de amor, son una lección para la humanidad. ¡Comparte esta noticia!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!