Veterinaria es grabada abrigando a la pobre perrita víctima de un sujeto que le robó su suéter

Pese a las malas noticias que vemos a diario, la gente aún suele indignarse cuando se cometen actos de injusticia y más cuando se hacen contra seres indefensos como lo es una dulce perrita.

Por eso resulta lógico que no pasara desapercibido el robo del cual fue víctima una peluda en Sorocaba (Sao Paulo-Brasil) y que sea noticia viral en las redes sociales.

Nina fue asaltada en su propia casa.

A principios de julio el mundo se indignó por el engaño hecho a Nina. La canina fue atraída por un hombre que le robó la camiseta puesta por sus dueños para protegerla del frío.

La grabación de la peluda desabrigada y engañada conmovió a todos.

La gente mostró abiertamente su rechazo contra el desconocido que abusó de la pequeña, una dócil peluda rescatada por su familia hace 3 años.

Pero dentro de todo lo malo que este acto resulta, se ha generado una ola de solidaridad que ha hecho de Nina una perra aún más consentida.

Sueli Vieira Rodrigues Pinto, la dueña de Nina, se molestó mucho al descubrir la injusticia que habían hecho con su pequeña. Pero el enfado se diluyó cuando una veterinaria de la clínica en la que ella hace la limpieza decidió tener un hermoso gesto con la cachorra.

La familia quedó conmocionada por la situación.

La profesional en cuestión es Juliana Mestres, quien con su familia visitó a Nina y le llevó un cálido y lindo suéter rojo.

«Era un día frío. Me conmovió, […] sentí lástima por ella y fui a comprarle un nuevo atuendo. Incluso, algunos compañeros ayudaron con algo de dinero», dijo Juliana Mestres.

Souli no supo nada del regalo, sino hasta después de revisar la cámara de seguridad y reconocer el rostro de Juliana en la grabación. Sin duda que ese gesto conmovió a la mujer, pero ella no se imaginó lo que vendría después.

Visita de Juliana y su familia a la tierna Nina.

En las últimas semanas Nina ha acaparado la atención de decenas de desconocidos que se acercan a la casa para conocerla, tomarse fotos y llevarle uno que otro regalo.

“Hay gente todo el tiempo en la puerta llamándola para tomarle una foto. A veces está durmiendo la siesta, oye que alguien grita su nombre en el patio trasero y se va corriendo”, declaró Souli.

Algunos regalos que ha recibido Nina.

El día en que un hombre, todavía sin identificar, robó la camiseta de Nina lo hizo valiéndose de la docilidad de la perrita.

El animalito es muy juguetón y con un par de cariños cualquiera se gana su confianza, pero ahora la gente que se le acerca lo hace con las mejores intenciones del mundo.

Nina tiene no solo nueva ropita, sino muchos amigos.

Debido a la repercusión que ha tenido el caso, Juliana aconsejó a Souli que le creara un perfil en redes sociales.

En cuestión de dos semanas Nina ya tiene más de 30.000 seguidores en Instagram, perfil desde el cual su mamita comparte cada una de sus aventuras.

Además del cariño que la perrita recibe en Internet, también la han llenado de diferentes suéteres nuevos y una peluquería canina decidió darle un servicio gratuito y algunos productos de higiene.

¡Gracias a todos por tanto cariño!

Si la persona que robó el suéter de Nina pensó que la lastimaría al dejarla allí ante el inclemente frío, hay que decirle que su maldad desató infinitos actos de amor hacia la criatura.

Ahora la cachorra disfruta las visitas de todos sus fanáticos.

«No hay mal que por bien no venga», y eso lo sabe bien esta perrita. Comparte su historia y que el mundo sepa que los buenos siempre seremos más.