Cachorro insiste en no apartarse de la tapa del pozo hasta que descubren su desoladora historia

¿Qué harías si un buen día vas por la calle y ves a un pequeño cachorrito muy cerca de la vía? ¿Te detendrías para observarlo o intentarías ayudarlo? La historia que te contaremos a continuación ocurrió en China.

Un día un joven, cuyo nombre no fue revelado, se percató de que un dulce perrito blanco se encontraba en la calle. No era el lugar más indicado para un cachorro de su edad, pero tuvo que reconocer que el perrito lucía sano y limpio, por lo que dedujo que tenía familia.

¿Cómo podrías resistirte a este dulce cachorrito?

Al día siguiente el joven tuvo que pasar por la misma calle y no pudo evitar llevarse una sorpresa cuando vio, en el mismo lugar, al perrito blanco con el que se había topado antes. En ese momento pensó: si vuelvo a caminar por esta calle y lo veo, me lo llevaré a casa.

Cumplió su palabra. Pasó por tercera vez por la calle y al encontrarse de nuevo con el cachorro lo tomó entre sus manos y se lo llevó consigo. El no podía estar tranquilo sabiendo que ese animalito estaba allí, a merced de cientos de peligros.

Est video narra muy bien esta historia

El perrito fue acogido con cariño en el que se suponía iba a ser su hogar, sin embargo, no todo estaba dicho con respecto a este pequeño. Al día siguiente, cuando el joven se marchó a su trabajo, el cachorrito salió tras él, rumbo a las calles.

Su dueño decidió seguirlo, para ver a dónde huía y le sorprendió ver que volvía al mismo lugar donde lo había encontrado alguna vez. ¿Por qué se suponía que el perrito estaba obsesionado con esa calle? La respuesta llegaría muy pronto.

Una anciana pasó y al ver al perrito le preguntó: “¿Todavía estás aquí?”. El joven supuso que aquella mujer sabía algo que él ignoraba, así que le pidió que le contara sobre la historia del cachorro.

La mujer le contó al joven la trágica historia del perrito. El pequeño había perdido a su madre justo en ese lugar donde ellos se encontraban. La perrita fue atropellada por un conductor irresponsable y por desgracia murió en el mismo lugar donde solía echarse su cachorro.

Sobre la tapa de esa alcantarilla, la madre del perrito había fallecido

El joven se sorprendió mucho de conocer la realidad que había detrás de la insistencia del perrito por permanecer en aquel lugar, así que se propuso tomarse muy enserio lo de la adopción del cachorro. No permitiría que el chiquillo corriera la misma suerte que su madre.

Se lo llevó de nuevo a casa, esta vez cerciorándose de que no volvería a escapar. Con amor y cuidados olvidaría su triste pasado y recibiría la vida tranquila y feliz que merecía.

Ya no volverá a las calles. Fue rescatado de un destino incierto

Esta historia es realmente conmovedora. Si tocó tu corazón, como lo ha hecho con otros tantos, no dudes en compartirla.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!