Perros y gatos en China mueren de hambre tras ser dejados a su suerte, o cobran su vida

El coronavirus está causando una gran desolación e incertidumbre en la población mundial. Y la única manera de luchar contra esta pandemia global es cumplir las indicaciones de las autoridades, e informarnos bajo los canales oficiales para no cometer las injusticias tan grandes contra los más inocentes -los animales- como ya está sucediendo en China.

En Wuhan, la ciudad epicentro del brote, perros y gatos están encontrando la muerte segura

Los inocentes animales están literalmente muriendo de hambre después de que cientos de dueños huyeran del lugar donde se originó la epidemia. Pero lo hicieron dejando atrás a sus mascotas, como si de un desperdicio inservible se tratara.

Como era de esperarse, estas criaturas ahora luchan por su vida, porque ya no encuentran alimento, al quedarse solos y devastados en sus hogares, y sin la familia que pensaron que nunca los abandonaría.

Algunos dueños los habían dejado con algo de provisiones, pero al no poder volver más, el destino de esos pobres animales parece ser la muerte segura. Y los activistas están francamente desesperados e indignados.

«Aún no se conocen números exactos de la cantidad de mascotas que puedan estar en peligro, pero se cree que el número aumenta cada día. Sabemos que, en Wuhan, por ejemplo, los activistas de animales han ayudado con animales en más de 1,000 apartamentos. Por lo tanto, los números en todo el país serán significativos», dijo Wendy Higgins, directora de Humane Society International.

Vshine Animal Protection Association trabaja conjuntamente con Humane Society International y su portavoz advierte que la otra gran preocupación es la atrocidad que están cometiendo los funcionarios para disminuir la propagación del coronavirus.

En el mes de febrero, un experto chino en salud había alertado de la necesidad de que los animales fueran puestos en cuarentena debido al peligro del contagio. A la par que el Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación de Hong Kong (AFCD), declaró que «un perro había dado positivo débil para coronavirus».

Tal información alarmó a la sociedad y provocó que se tomaran medidas extremas, desde que los mismos dueños pidieran a los veterinarios que sacrificaran a sus mascotas por temor al coronavirus; pasando por los propietarios histéricos que simplemente arrojaron a la basura a sus propios animales de compañía; hasta las amenazas de las autoridades a todos los ciudadanos de que se deshicieran de sus mascotas o sino serían sacrificadas.

En relación al perro que dio positivo al coronavirus, la Sociedad Protectora de Animales, SPCA de Hong Kong, comunicó en sus redes sociales:

«Como dijo el AFCD, es muy probable que sea un caso de transmisión de humano a animal. La SPCA aconseja a los dueños de mascotas que ejerzan una estricta higiene personal. Si un propietario sospecha que está infectado con el virus, deberá considerar limitar su contacto con sus animales de compañía».

Pero no contentos con toda esta atrocidad, recientemente la administración de una comunidad china, Wanjiang, en Dongguan, provincia de Guangzhou, en el sur de China,  ofreció una recompensa de 29 dólares a los residentes, por matar perros y gatos callejeros.

Tras provocar una ola de ira e indignación en la comunidad mundial, se vieron obligados en retirar el aviso.

«Queríamos regular el mantenimiento de mascotas. No estamos alentando a matarlas», dijo un portavoz de la comunidad, de apellido Long, aclarando que están redactándolo de nuevo por lo inapropiado del contenido.

Mientras que la OMS ha asegurado que todavía «no hay evidencia suficiente para determinar que las mascotas puedan trasmitir el virus». Y las autoridades sanitarias del gobierno de Hong Kong señalan además que tampoco hay certeza de que «puedan ser una fuente de infección para las personas».

La OMS declaró que sí había evidencia de que «los animales habían contraído otros coronavirus conocidos, pero no se ha demostrado que se propague en humanos».

«Se aconseja a los miembros del público que diferencien que ‘estar infectado’ no equivale a ser infeccioso y capaz de propagar el virus Covid-19», publicó la SPCA de Hong Kong

Pero a pesar de toda este esfuerzo informativo, las matanzas y los abandonos indiscriminados de animales de compañía siguen sucediendo en China. ¡Y es desgarrador!

Comparte esta noticia para entre todos levantar la voz y hacer un llamado a una campaña de información sobre las consecuencias reales del coronavirus en los animales. A esta pandemia la combatiremos con conocimiento, no con la ignorancia supina que está causando tantas muertes injustas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!